OUR VOICE

Por Daiana Carracedo, de Our Voice Ushuaia – 31 de marzo de 2020

daiana carracedoCon el avance del coronavirus las mafias podrían entrar en los sistemas legales. Así lo manifestó el fiscal italiano Nino Di Matteo haciendo referencia a que en su país las mafias podrían comenzar a mezclarse con las economías locales ante el avance de la crisis económica. Además sentenció: “No podemos permitirlo, sería un paso muy serio hacia la aparente legalización de las mafias”

Salvando las distancias una situación similar se estaría dando entre los pueblos originarios de Colombia. Los crímenes mafiosos de los líderes sociales no se frenaron con el virus. Al contrario, las fuertes medidas de aislamiento impuestas por el país hicieron que muchos líderes amenazados de muerte quedaran confinados en sus casas, pero sin la vigilancia adecuada.

Por Nicolás Toobe, de Our Voice Paraná, Entre Ríos-24 de marzo de 2020

nicolas toobeComenzó en Londres el juicio por la posible extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, a Estados Unidos en donde se le imputan causas por 175 años de prisión.

En el año 2010, cuatro años después de haber fundado WikiLeaks, Julian Assange hizo una de las publicaciones más impactantes que hasta el momento se habían revelado al mundo: un video de la guerra de Bagdad del año 2007 en donde se ve una filmación tomada desde un helicóptero de las fuerzas armadas de Estados Unidos en el cual abren fuego contra un grupo de personas en la calle. Fueron asesinados en ese instante el reportero de Reuters,Namir Noor-Eldeen, su ayudante y nueve personas más, algunas de ellas cuando posteriormente iban a llevarse a los muertos y heridos. Este video dejo en shock a la comunidad de los medios de comunicación y no tardó mucho tiempo en propagarse por todo el mundo, dejando así al descubierto una realidad muy incómoda para Estados Unidos y para su presidente de aquel entonces, Barak Obama.

Las injusticias no hacen cuarentena

daiana carracedoPor Daiana Carracedo, de Our Voice Ushuaia – 23 de marzo de 2020

Ante la llegada del coronavirus a la Argentina, las medidas adoptadas fueron las más correctas para ralentizar su avance.  “Lavarse las manos, usar alcohol en gel, meter la ropa a lavar cada vez que se vuelve a la casa”, son algunas de las recomendaciones que más circulan en la televisión.

Pero hay un sector de la población que no puede acceder a esos beneficios. El beneficio de lavarse las manos, cuando el agua potable viene de una canilla compartida en el pasillo, sin contar que existe una gran mayoría de personas que no tienen acceso a la red de agua potable. El beneficio de protegerse con alcohol en gel entra en un dilema que seguro pierde ante la necesidad de llevar comida a la casa. Las villas y barrios precarios del país hoy viven una realidad muy distinta.

La comisión de derechos humanos por la inclusión, emitió un comunicado diciendo que “las responsabilidades se acentúan en cuanto a la vulneración de derechos sociales de manera preexistente, que se patentiza en omisiones con respecto a la provisión de vacantes escolares, vivienda, alimentos, medio ambiente, y obviamente asistencia sanitaria”.

Otra medida dispuesta por el gobierno es el aislamiento social. En una casa de clase media, es posible que no viva más que una familia de 5 integrantes máximo.  Las medidas de higiene son más factibles. Pero en una villa donde viven familias hacinadas y muchas personas apenas pueden dormir en pasillos, toda recomendación parece ridícula.

La comisión de derechos humanos por la inclusión también pidió a los poderes ejecutivos nacionales, provinciales y municipales “adoptar medidas específicas para villas y asentamientos para poder cumplir con las medidas preventivas sanitarias, estableciendo las condiciones de hábitat que son necesarias y brindando la prestación de los recursos materiales necesarios en salubridad, higiene, agua segura y alimentación.”

Quedarse en casa no es una opción para muchas personas que sostienen su familia mediante changas o trabajos de forma independiente. Los paquetes económicos destinados a controlar la crisis económica llegan a miles de personas mono tributistas o autónomas.  Pero sabemos que no contemplan a los trabajadores en negro o que sólo viven de los trabajos diarios que puedan realizar.

“Me preocupa mucho que haya tontos que no entiendan el riesgo en el que estamos. Me preocupa mucho que su egocentrismo no lo deje ver que puede dañar al de al lado. No es la mayoría, son los menos. La gran mayoría están en sus casas mirando tu programa, dejando pasar el tiempo como pueden”, dice el presidente Alberto Fernández en una entrevista realizada el domingo 22 de marzo en el programa “La peña de Morfi”

Las palabras del presidente inquietan. Ya que no todos tienen el privilegio de quedarse en casa mirando televisión  dejando pasar el tiempo. Esas palabras seguro estarán destinadas a las más de 20 mil personas que después de que se anunció la pandemia el 13 de marzo decidieron irse del país para empezar las vacaciones.

“Tenemos dificultades precisamente en los barrios más humildes porque allí las casas son muy chicas y el hacinamiento en el que vive mucha gente los lleva a salir a las calles” continuó diciendo Alberto en la entrevista.

Es un problema para el gobierno los miles de personas que no pueden quedarse en sus casas porque tienen otra manera de comer día a día y que con sus salidas puedan hacer de las villas un rápido lugar de contagio. Pero también es cierto que se llegó a ese punto a través de varios años de políticas sociales precarias. El virus se esparce tan rápido que dejó en evidencia el problema que viven los barrios precarios hace años: enfermedades, falta de atención en la salud, hambre, entre otras. Para ellos el dengue es una enfermedad con la que luchan hace tiempo que se agrava ahora con la propagación del corona virus. Los más vulnerables son siempre los mismos.

Un reciente video circula por internet donde se ven a varios policías en moto corriendo a personas de barrios precarios hacia sus casas. En ningún momento se les preguntó que estaban haciendo, o si tenían algún motivo para estar fuera.

“Hemos detenido personas que no podían explicar por qué circulaban. Creo que desafiaron la lógica de si esta vez la Argentina era la de siempre. Que los vivos podían circular y coimeando a un gendarme podían seguir haciéndolo. Yo lo único que pido es que se cumpla la ley. Hay un decreto que dice quédate en tu casa porque no podés salir” sentenció el presidente argentino. Está claro que la ley no se aplica pareja para todos. Mientras que en una ciudad como Ushuaia te piden de buena manera las explicaciones por las cuales estás afuera, en lugares precarios de Rosario la policía te corre al grito de “Mi familia no se va a enfermar por culpa tuya, metete adentro”.

El miedo y la paranoia que crece dentro de la clase media se esconden detrás de la palabra responsabilidad. Como si sólo por el hecho de vivir en las villas las personas eligieran salir a las calles para amenazar el confort de los que se quedan en casa.
De todas maneras, hay otro sector más golpeado por la pandemia: las personas sin hogar. No tienen techo donde aislarse, ni comida controlada o ducha donde higienizarse.

El virus llegó para mostrar la hipocresía de los gobernantes en primer lugar, pero también de todos nosotros que como sociedad nos dormimos ante las problemáticas sociales durante todo este tiempo y ahora abrimos los ojos para, en muchos casos, solo mirar juzgando desde afuera.

-----------------

Foto Portada: www.diagonales.com

Foto 2: entrevista “La peña de Morfi”

Bolsonaro y su suicidio político

lucas gabriel Por Lucas Gabriel Martins, de Our Voice Buenos Aires – 23 de marzo de 2020

Después de convocar a sus seguidores a una marcha, Bolsonaro ya obtiene la suma de por lo menos 15 posibles casos de corrupción política.

Actitudes que se encuadran dentro de acciones deliberadas contra la Constitución, infracciones que motivaron al diputado Leandro Grass a abrir de forma oficial en la cámara baja, el pedido de impeachment contra Jair Bolsonaro.

En la petición, donde el diputado cita cinco “hechos” que constituyen un delito de corrupción, el más reciente, se refiere al día 9 de marzo, cuando Bolsonaro, durante un evento en Miami, afirmó que hubo fraude en las elecciones de 2018 y que él debería haber ganado en primera vuelta; una afirmación sin pruebas y que corresponde a un hecho delictivo.

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina