Entrevista a Daniela Cobet (*) de revista Ideas de Izquierda-23 de diciembre 2018


- Sintéticamente, ¿cómo podrías definir la situación que abrió la rebelión de los “chalecos amarillos”?

“En primer lugar, me parece importante remarcar que aunque la emergencia explosiva de ese movimiento espontáneo organizado por internet nos sorprendió a todos por su forma, no fue exactamente un rayo en cielo sereno, sino el producto de profundas contradicciones que se venían acumulando en forma latente. Al aumento de las desigualdades sociales, de la desocupación y de la pobreza en Francia; a la degradación de los servicios públicos, sobretodo en el interior del país; la presidencia de Macron añadió una forma de cinismo burgués, un desprecio de clase explícito y una megalomanía “jupiteriana” –para retomar el término utilizado por un miembro del gobierno–, que hizo desbordar el vaso de la bronca popular. Además, el gobierno venía debilitado. Por una parte porque, aunque logró pasar la reforma del sistema ferroviario, eso no significó para nada el aplastamiento “thatcheriano” que esperaba, sino que los ferroviarios dieron tres meses de una lucha dura en la que emergió una vanguardia muy combativa y anti burocrática, pero sobre todo por la crisis política que estalló en el verano alrededor de la existencia de una forma de milicia privada de Macron cuyo jefe, Alexandre Benalla, fue identificado golpeando a manifestantes en la movilización del primero de mayo”
“Nosotros ahí definimos que había cambiado la situación, que esta pasaba de no revolucionaria a transitoria, y que se abría una brecha importante para una contraofensiva del movimiento obrero que empujara a una situación pre-revolucionaria . Lo que pasó es que esta brecha no fue aprovechada por el movimiento obrero organizado, centralmente por la política traidora de la burocracia sindical, sino por el movimiento de los “chalecos amarillos”, que nació alrededor del aumento de las tasas sobre los combustibles pero se transformó rápidamente en un movimiento con apoyo de masas contra la carestía de la vida, las desigualdades fiscales, la casta política y en particular contra Macron, como se expresa en que los dos cantos del movimiento son la Marsellesa y “Macron, démission!” (“Macrón, renunciá !”)”

Por Alejandro Diaz-23 de diciembre de 2018

Estos días la prensa vuelve a dejarse llevar por la inercia de la crónica negra. Nuevamente los titulares acunan “tintes mafiosos”.

Dieciocho ataques a instituciones en Rosario, en lo que va del año. Hace unos días Tribunales, esta vez fue contra el Consejo Municipal. 18 impactos de bala. Otra vez el cartelito: “Con la mafia no se jode”.

La situación en Rosario se desborda. Aquellas estadísticas de hace unos años que indicaban, que en Rosario había más de un muerto por día vinculado al narcotráfico, quedan ya obsoletas. Como obsoletas son las medidas que hasta el momento se han dispuesto para combatir las organizaciones criminales.

Por Claudio Rojas desde Chile -17 de diciembre de 2018

Todo lo sucedido en territorio mapuche permite ver y constatar la precariedad de la autoridad civil frente a la mentira para ocultar delitos y un crimen cometido a mansalva. Eso ya había sucedido antes cuando el estudiante Avilés fue golpeado por un carro lanza agua en una manifestación en Valparaíso. El gobierno de Bachelet validó las afirmaciones del alto mando de Carabineros que luego de una investigación, quedó demostrado que el gobierno de la Nueva Mayoría, PPD/PS/PRSD/PDC/PC había protegido al Director General de esa fuerza de seguridad.

Por José Guzmán - 17 diciembre de 2018

La República Argentina es hoy, un país en el que Derechos Fundamentales, consagrados en la Constitución Nacional, los tratados y las leyes que nos rigen son vulnerados de un modo reiterado y con grave riesgo, no sólo para las instituciones de la República sino, para con el Estado de Derecho mismo.

Durante este 2018 se han generado vulneraciones respecto a áreas como la niñez, género, personas adultas mayores, persecución a personas pertenecientes a pueblos originarios e inmigrantes. Se ha limitado la libertad de expresión, como así también, los retrocesos en materia de lesa humanidad y en el proceso de memoria verdad y justicia. Diferentes situaciones que han debilitado los procesos de justicia y la incompatibilidad de las sentencias con los estándares internacionales de los Derechos Humanos.

Por Alejandro Díaz-17 de diciembre de 2018

“Yo soy el estado” decía el Rey Sol. Y Giuseppe Carlo Marino adopta este concepto para intentar explicar el perfil del Capo Mafia. “Yo soy la Mafia”, podría afirmar Don Caló, según el historiador.

Don Caloggero Vizzini, Don Caló, fue quizás el Capo de vieja escuela más representativo. Nació en 1877 y murió en 1954. Vivió desde la época en que los negocios de la Mafia estaban ligados al parasitismo rural. Pero fue de la vanguardia que invirtió en los procesos de industrialización y de globalización (El Capitalismo). “Sobrevivió” a Mussolini, y fue participe activo en el “Desembarco Aliado” en Sicilia (Operación Husky).

Por Alejandro Díaz- 16 de diciembre de 2018

Estos días de diciembre son históricamente especiales para nosotros. El  día 10  se conmemoró, se celebró, se festejó el “Día por los DDHH”. Coincidente con la fecha que se firmó la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” allá por 1948.

Aquí en la Argentina quienes más representan la lucha y la conquista de estos DDHH son, quizás, las Madres de Plaza de Mayo. Pero esta fecha es también un momento trágico de nuestra historia.

En 1977, también en un 10 de diciembre, las Madres de Plaza de Mayo, rebalsadas de la desidia y el maltrato de los administrativos de la Dictadura y en especial de Monseñor Emilio Teodoro Grasselli secretario del Vicario Castrense, publican una solicitada en los diarios con los nombres de los detenidos desaparecidos. Esto, que para los Servicios de Inteligencia del Estado no fue una sorpresa (ya que Alfredo Astiz había infiltrado al grupo), generó lo impensado. El secuestro, tortura, asesinato y desaparición de las Madres que reclamaban por sus hijos.

Por Agustín Saiz- 16 de diciembre de 2018

Después del desplante a Trump durante el G20, a Macri le conviene que gane Cristina en las próximas elecciones. ¿Una hipótesis descabellada? Tal vez sí. Pero seguro lo sea un poco más para cualquiera de nosotros, que para la ambigua clase dirigente política que nos gobierna en Argentina.

El reciente G20 se desarrolló en el medio de la alta tensión comercial que disputan los gigantes de EEUU y China por la hegemonía mundial. Algunos podrán citar la famosa frase de que "la guerra es la continuación de la política por otros medios", lo cierto es que desde el inicio de la gestión de Trump, la permanente hostilidad en el mar de China, derivo en las enormes trabas impositivas al intercambio de productos entre uno y otro lado.

Por Alejandro Díaz-15 de Diciembre de 2018

Días atrás, Giancarlo Massidda, italiano de 61 años, fue detenido en una operación conjunta realizada por Interpol y la Oficina de Interpol de la Policía Federal Argentina, a cargo de Néstor Roncaglia.

Massidda, vinculado a los clanes mafiosos de Italia, estaba prófugo de la justicia desde hace 10 años. El procedimiento se inició con una orden de captura de Interpol (alerta roja) por los delitos de “asociación ilícita” y “narcotráfico”.

 Por Jean Georges Almendras-13 de diciembre de 2018

Fue en Berazategui, en un Country de Gutiérrez.

Según lo informado por el periodismo local, el detenido  tiene 61 años y tenía una identidad falsa. Vivía en un lujoso Country en la zona sur de la provincia de Buenos Aires.

Se informó también que su identidad real es Giancarlo Massidda, un hombre de origen italiano que estaba prófugo desde hace diez años de las autoridades de su país y con estrechos vínculos con la mafia, y en particular con el mundo del narcotráfico.

Por Jean Georges Almendras-5 de diciembre de 2018

Las agencias internacionales de noticias expandieron la noticia.

La captura de un capo mafioso de la histórica organización criminal “Cosa Nostra” no pasa inadvertida. Su nombre, su rango y su historia, son motivo de interés, indiscutible.

Se le dice “Tonton settimo” pero se llama Settimino Mineo, tiene 80 años y es joyero. Y mafioso. No se trata de un inofensivo anciano de la bota italiana. Desde la muerte en prisión de Salvatore Riina “Totó Riina” (en noviembre del 2017) fue el nuevo líder de Cosa Nostra.

Subcategorías

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina