Plebiscito: triunfó el NO a la reforma de la Constitución, el NO a la militarización

Por Jean Georges Almendras-28 de octubre de 2019

Con toda la parafernalia fascista de Piñera, en Chile (desatando en los últimos días los infiernos de la dictadura pinochetista que no dejó de teñir de sangre y de represión las calles y las plazas de Santiago y de otras ciudades del interior) como telón de fondo en la región, se llevaron a cabo en Uruguay y Argentina, durante la reciente jornada dominical pasada las elecciones nacionales. Y los resultados fueron consecuentes con las realidades de cada país.

En el Uruguay, ganó el presidenciable Daniel Martínez, de la fuerza política oficialista Frente Amplio, dándose paso al ballotage que será el último domingo de noviembre. En paralelo a esta contienda que aún tiene puntos suspensivos, la propuesta del senador Jorge Larrañaga de Reforma de la Constitución no tuvo andamiento, en el marco del plebiscito que acompasó a las elecciones de los gobernantes. Es decir triunfó el NO a la Reforma. La propuesta de Larrañaga de “Vivir Sin Miedo” promovía la creación de una guardia nacional que pondría a 2 mil militares en las calles en tareas de seguridad (una burda militarización) habilitando los allanamientos nocturnos, la eliminación de las libertades anticipadas para determinados delitos (entre ellos la rapiña) y la cadena perpetua para algunas figuras delictivas.

Estoy orgullosa de los jóvenes porque iniciaron las movilizaciones” dijo a ADosMil

Por Jean Georges Almendras y Claudio Rojas desde Chile-27 de octubre de 2019

Tiene 19 años, es dirigente estudiantil, y es vocera nacional de la Confederación Nacional de Estudiantes Secundarios. Ella es además militante del Partido Comunista, hija de un sindicalista y nieta de una sobreviviente de la dictadura de Pinochet. Las imágenes del reciente episodio de avasallamiento ejercido por las fuerzas represivas chilenas sobre su persona recorrieron el mundo. En una de las jornadas de toque de queda Valentina Miranda fue literalmente secuestrada. Y su secuestro fue grabado desde un edificio de apartamentos. Y ese registro gráfico, estremecedor fue viralizado en forma inmediata como parte de la estrategia popular para visibilizar la represión policial y militar desatada en los últimos días en Santiago de Chile. Y el secuestro de Valentina no fue casual: a ella la fueron a buscar expresamente al edificio en el cual se encontraba. Valentina estaba bajo la mira del aparato represor ya desde el momento mismo en que días antes los jóvenes decidieron saltar los molinetes del metro y viajar gratis, como parte de una inédita movilización ante la suba del boleto. En aquella oportunidad las fuerzas represivas le dispararon con perdigones en la cabeza, lesionándole la región posterior de la oreja, en la que ella presenta un orificio. Al día siguiente al disparo contra Valentina, cuando se encontraba en su barrio, fue encarada nuevamente por la represión: le dispararon al cuerpo con gas pimienta causándole una quemadura a nivel del hombro. Y desde ese momento la dirigente estudiantil fue señalada y en consecuencia fue objeto de seguimiento por funcionarios de a píe u ocupando un vehículo. Con posterioridad al secuestro y una vez liberada, Valentina Miranda explicó su versión de los hechos al periodismo local: “Ese día, a la noche, estábamos golpeando cacerolas en la puerta del edificio de mi compañero en la zona de Agustinas. La Comisaría está a una cuadra y había carabineros en la calle. Estábamos en pleno toque de queda. Pasaron unos Carabineros y sacaron fotos y se fueron, y después vinieron otros. Nosotros nos metimos a la recepción del edificio y ellos empezaron a golpear el vidrio de la puerta hasta que la abrieron y entraron. Pero eso no se ve en el video. Solo se ve cuando me sacan al patio. Allí resistimos mucho con mi compañero. Estaba mi madre también. Nos pegaron mucho, en el pecho, en la nuca. Llevo las marcas en mi cuerpo. Y en un momento me tiraron gas pimienta en la cara. Ahí me asusté muchísimo. Después nos metieron con mi compañero a un móvil y nos dejaron en la Comisaría”. ¿Cómo sobrevino la libertad de Valentina Miranda?

La difusión de los hechos a través de las redes sociales fue determinante para ese resultado, como lo fue igualmente el hecho de que legisladores y legisladoras visibilizaron públicamente su secuestro, y además reclamaron por su libertad. Después, una y otra vez Valentina Miranda fue entrevistada por periodistas chilenos y extranjeros. Y una y otra vez respondió que es importante que estos hechos sean denunciados. También insistió que es muy importante tomar las calles y dijo que se sentía muy orgullosa porque la iniciativa de toda esta gran movilización fue de la juventud chilena.

Claudio Rojas, uno de nuestros redactores de Antimafia Dos Mil en Chile junto a María Celicia Bartholin se encontró con Valentina Miranda durante un concierto organizado por Unidad Social, en una Asamblea-Coordinadora en la que se agrupan más de un centenar de organizaciones sociales. Ella nos concedió una entrevista para difundir su pensamiento y sus ideas. La joven dirigente estudiantil fue directa en sus respuestas, destacando especialmente que “Carabineros de Chile usó una fuerza desmedida. Ha sido una lucha constante. Y se ha vivido violencia de una manera increíble. Tenemos compañeros que han perdido la vista por heridas de perdigones. Y ya van más de 20 muertos a lo largo de toda esta movilización. Una movilización masiva que ha sido una de las más grandes después del No durante la dictadura, que está levantando a Chile hacia un nuevo país. Hacia un país más justo, más equitativo. Ahora el uno por ciento más rico de los chilenos se lleva más del 40 por ciento de la riqueza del país. Hoy esta situación lamentablemente tiene sumergida a los trabajadores más vulnerables. Es una injusticia social increíble”

valentina miranda 2

Valentina Miranda, a propósito del Concierto dijo enfáticamente que después de “una lucha ardua en las calles, hicimos esto para que la gente se entretenga un poco. Porque ahora la lucha es a través de la música y de la cultura, porque es un buen frente de masas, en un país neoliberal en el que se habla solo marketing y que deja a los artistas músicos chilenos lejos de lo que es la ganancia de sus propios compatriotas”

Entrevista de Claudio Rojas a Valentina Miranda: 

 

 

-----------------------------------

 

*Foto de Portada: www.cooperativa.cl 

Foto 2: www.piensachile.com 

Por Claudio Rojas G. desde Chile-28 de octubre de 2019

A partir de 1990 se buscó desarticular el amplio movimiento social de la época y los medios comunicacionales de oposición que habían proliferado durante la dictadura. Todo ello permitió la instalación de los mercaderes de la educación, la salud y la vivienda que fijaron precios y condiciones que excluyeron irremediablemente a dos tercios de la población. Esos excluidos son los que hoy protestan en las calles, advirtiendo a la clase política que hoy, a falta de otro terreno, la política se hace en las calles de la Ciudad.

El agua, los seguros de salud (ISAPRES) y de pensiones (AFP) fueron objeto de comercio por los grupos de poder. Trabajadores en rutinas flageladoras y sueldos miserables quedaron fuera de los beneficios de salud, y de educación de calidad, de medicamentos donde los mercaderes ocultaron los bio equivalentes en las tres cadenas farmacéuticas que controlan el mercado.

 

Por Ricardo Almeida-Octubre de 2019

Los muros, separan, dividen. Pero en este caso el muro del Centro Social “El Galpón de Corrales”, de Camino Corrales 3041, hace que a través de la imagen de Aída Sanz y de su memoria, nos haga sentir que ella viene del pasado recordándonos que esta acá. Presente. Recordándonos que su lucha continúa, para que la justicia social sea una realidad, y para que aquellos que le quitaron la vida sean juzgados.

Llegamos al Centro Social a media mañana. El sol, la música del parlante que nos traía canciones de la resistencia y el equipo que se encargaría de pintar el diseño dibujado el día anterior, todo nos decía que iba a ser una jornada excepcional, como realmente lo fue. Mientras el tiempo transcurría iban llegando compañeros que se fueron sumando a la pintada.

 

Miles de voces gritaron:“¡¡Chile, escucha, tu lucha es nuestra lucha!!”

Por Jean Georges Almendras-23 de octubre de 2019

Cantando con todas las fuerzas consignas, tocando saxos, trompetas, redoblantes y tambores, encendiendo bengalas, muchos jóvenes y no jóvenes con caras pintadas, con niños en brazos, en cochecitos y de a pié, portando banderas, carteles, pancartas de colectivos, y luciendo en gargantas y manos los pañuelos coral, emblemático de los colectivos que NO apoyan la Reforma Constitucional propuesta por el senador blanco Jorge Larrañaga, se movilizaron por la Avenida 18 de Julio, en un masivo “encuentro cierre” de la contra campaña a la propuesta “Vivir Sin Miedo” que será plebiscitada este domingo 27 de octubre, durante las elecciones nacionales.

Miles y miles de personas dieron forma a una columna humana de características multitudinarias. Miles y miles de uruguayos se lanzaron a la principal avenida de la ciudad de Montevideo para expresarse públicamente, en términos de tajante rechazo a la iniciativa del senador Larrañaga.

La movilización por el NO a la papeleta del “SI” a la Reforma tuvo su punto de partida en la zona de la Universidad de la República a media tarde, para que finalmente sobre la hora 18 los participantes de la convocatoria pusieran proa a la Plaza Cagancha del centro de Montevideo.

marcha 2De la movilización, que fue convocada por la Articulación Nacional “No a la Reforma” y por todos los colectivos y organizaciones (unas 80 aproximadamente) participó además la ciudadanía que no apoya la iniciativa de Larrañaga. También participamos redactores de Antimafia Dos Mil junto a integrantes del Movimiento Internacional de Jóvenes Our Voice, como parte militante y activa de Colectivos Contra la Reforma portando carteles y pancartas alusivas. También participaron redactores de La izquierda Diario.

La concentración se llevó a cabo pacíficamente, pero con mucho ruido. Con ese ruido que sale del alma cuando la causa es sobradamente justa, reivindicativa y anti represiva. Una causa que fue tomada por la juventud, por una cuestión de naturaleza literalmente, y por una cuestión de conciencia. De ese amor que los jóvenes tienen por la libertad y por la justicia, y de esa rebeldía que también por naturaleza les sale a flor de piel a la hora de oponerse a las represiones y los desmanes del poder.

Y a propósito de represiones y de desmanes del poder, los hechos que se están viviendo en Chile no estuvieron ausentes en esta masiva demostración, para visibilizar que las ideas del senador Larrañaga van a contrapelo. Los jóvenes –cuya participación en el cierre de esta movilización fue porcentualmente mayor- se solidarizaron abiertamente con el pueblo chileno, que al momento de redactarse estas líneas (este miércoles 23 de octubre) vive una huelga general y enfrenta estoicamente la represión criminal ordenada por el presidente Sebastián Piñera, quien en esta jornada, tuvo el cinismo y el descaro de pedir disculpas a la ciudadanía no sin antes calificar la protesta social del pueblo chileno como un acto criminal merecedor de una represión ejemplar: una represión bestial, que según recientes datos proporcionados por la Comisión Interamericana de DDHH, viene dejando un saldo (aterrador, por cierto) de 42 muertos, 12 mujeres violadas, 121 desaparecidos y miles de torturados (siendo que las versiones oficiales son diametralmente opuestas, y no se ajustarían a la verdad), con el dramático y aterrador agravante de que en los subterráneos del Metro Baquedano las fuerzas represivas habrían instalado un centro de tortura clandestino, el que recién fue denunciado hoy al cierre de esta edición, por fuentes del INDH.

marcha 3

“ ¡¡Chile,escucha, tu lucha es nuestra lucha!!” entonaron a viva voz miles de jóvenes. Es un canto a la solidaridad y a la unión. Esa unión que nace de la necesidad de defender la libertad de los pueblos. De la necesidad de recordarles, a quienes hicieron la propuesta de la Reforma, que convocar a los militares a ser parte de las fuerzas de la seguridad ciudadana (para combatir la delincuencia) es una iniciativa en extremo grave, porque los militares en las calles no es otra cosa que retrotraerse al pasado dictatorial y alinearse a una doctrina de tinte fascista, pensando o creyendo, equivocadamente , que la bota militar es el único recurso para combatir el delito, sin tomar en cuenta que la bota militar en las calles de Montevideo y del interior del país, es claramente una forma de darle participación como protector del pueblo, a una fuerza que en años de dictadura formando parte del terrorismo de Estado, reprimió , torturó y asesinó ( y desapareció) a compatriotas y extranjeros. Y aún más, es darle participación a una fuerza que a la fecha sigue actuando (siendo que estamos en tiempos de democracia) en clara postura evasiva y desafiante para con la Justicia, y en ejercicio liso y llano de una férrea omertá que impide que los familiares de detenidos desaparecidos puedan recuperar los restos de sus seres queridos. Y en consecuencia, significaría también, darle participación a una fuerza que no ha sido saneada desde sus entrañas y que todavía sigue usufructuando las mieles de la impunidad, dándole la espalda a quienes sufrieron en dictadura, como una demostración de inmoralidad institucional irritante e indignante. Una demostración de poder, carente de toda ética y muy distante de las obligaciones de unas Fuerzas Armadas que quebraron y violentaron el orden constitucional y el Estado de Derecho, sin perjuicio de que hubo militares de diferente rango que pagaron caro por ser constitucionalistas y por negarse a manchar su uniforme y sus manos con sangre de compatriotas.

marcha 4

Entonces, las consignas apoyando el NO a la Reforma Constitucional se sintieron estrepitosas en la principal avenida de la capital del Uruguay. Un cierre de contra campaña de “Vivir Sin Miedo” alentador, como respuesta a una iniciativa díscola y anti democrática que fue presentada en sociedad desde los sectores más recalcitrantes de la derecha uruguaya, invocando a los miedos de la ciudadanía a la delincuencia urbana como pretexto para que se imponga. Una iniciativa de reforma que incluiría además de la militarización, la habilitación de la ejecución de allanamientos nocturnos en los hogares, la negación de la libertad anticipada a prisioneros culpables de determinados delitos y la pena de reclusión permanente revisable.

marcha 5

El No a la Reforma como contra campaña a la que inició Larrañaga es la respuesta más visceral de un pueblo que sufrió el terrorismo de Estado y que no se deja encandilar por las propuestas especulativas y sin fundamento democrático, de una ideología (de militarización y de Estado policial) que no contempla las necesidades de los sectores más vulnerables ( que es donde el delito tiene su espacio) entendiendo que el endurecimiento de las penas y la presencia militar en las calles junto a la Policía, es una solución mágica, en su afán de preservar, un estilo de vida, bienes materiales, capitales y comodidades, olvidándose que aquello de “Vivir sin Miedo” (como se llamó a la campaña en pro de la Reforma) va en favor exclusivamente de una clase social, y en desmedro de otras.

marcha 6

Debe ser porque la criminalización de las protestas sociales y de ciertos sectores de la sociedad, apelando al autoritarismo y al despotismo (a punta de uniforme y bayoneta, con el riesgo de sufrir abusos y practicar el gatillo fácil) es el camino más cómodo para “Vivir sin miedo” y para esconder los trapos sucios de la sociedad uruguaya en la que los delincuentes de guante blanco, los corruptos del Estado, y los integrantes del sistema político viables de alinearse con el crimen organizado (narcotráfico, especialmente) son sus principales exponentes.

Pero para ellos no hubo una campaña de “Vivir sin miedo”, ni hubo endurecimiento de penas, ni tampoco hubo propuestas de militarizaciones.

Para ellos más bien hubo (y hay) excesos de impunidades y de caminos libres para cumplir con sus fines non santos.

Este domingo no podemos hacernos los indiferentes a todo este panorama (y al de Chile, al de Brasil, y al de Argentina, por las represiones, por sus excesos y por el gatillo fácil, con el saldo de muertos, torturados, violentados y desaparecidos “en democracia”: digamos NO a la Reforma, NO a la bota militar.

Digamos Nunca Más.

----------

*Foto de Portada: www.resumenlatinoamericano.org /Martha Passeggi

*Foto 2: AntimafiaDosMil - Our Voice

*Foto 3: www.resumenlatinoamericano.org /Martha Passeggi

 

Por Claudio Rojas, desde Santiago de Chile-22 de octubre de 2019

Hoy la rebelión popular estalla y el pueblo abruptamente despierta ante tanta injusticia y abuso, siguiendo el ejemplo de pueblos hermanos. Fueron los jóvenes y niños -el futuro de la patria, como lo decía Allende- los que con la audacia que los caracteriza hicieron los primeros llamados a evadir y romper las barreras del silencio. Los años de indignación de las grandes mayorías se convirtieron entonces en un torrente imparable.

Al mismo tiempo vemos con indignación y horror, cómo el gobierno ha desatado una represión criminal al peor estilo pinochetista, y hace oídos sordos a las demandas de la inmensa mayoría. Al día de hoy, nos enlutan 15 muertos, cerca de 2.000 detenidos, un centenar de heridos con armas de fuego y decenas de jóvenes desaparecidos, a los que sus familias buscan con desesperación. El gobierno se niega a tratar a los muertos con el mínimo de dignidad y compasión humana, y no entrega nombres ni las circunstancias en que murieron, convirtiendo a las víctimas en simples números. Por su parte, la derecha y el empresariado lanzan junto al gobierno consignas vacías de unidad en torno a la nada, mientras se expande el Estado de Emergencia a más y más ciudades y las redes sociales muestran al ejército y a carabineros disparando, golpeando sin control, gaseando y deteniendo manifestantes pacíficos. Es de extrema gravedad y nos recuerda los peores tiempos de la dictadura que representantes del Instituto de Derechos Humanos no hayan podido constatar el estado de heridos y detenidos.

 

Por Jean Georges Almendras-22 de octubre de 2019

Me resulta imposible mirar al costado. Me es imposible hacerlo, mínimamente solo por una cuestión de humanidad. Y no lo hago porque además hay una razón ideológica, porque mis ideas son otras. Me es imposible ser indiferente. Indiferente especialmente a lo que ha desencadenado el salvajismo fascista en Chile. En las calles de Santiago. En las calles y en los caminos de todo un país, que una vez más está siendo arañado por el autoritarismo y el despotismo fascista.

La friolera de 13 personas muertas: 11 calcinados y 2 baleados. Ocho baleados graves: 1 en Coquimbo (grave en UCI), 2 en Valparaíso, 2 niños de 9 y 10 años actualmente internados en el Hospital F. Bulnes, 1 en Maipú baleado a quemarropa por carabinero de civil (captado por cámaras de televisión, audio radio Bio Bio), 1 en Colina, 1 en la Pintana (trasladado vía aérea a Clínica Alemana. Cuatro atropellados graves: 1 en La Florida, 1 en La Colina, 1 en Plaza Italia, l en La Pampa. Once heridos con trauma ocular, al menos 1 con estallido ocular. Cientos de heridos, la mayoría por perdigones.

 

Por Claudio Rojas desde Chile-21 de octubre de 2019

Lo cierto es que la toma de las calles por el ejército, en vez de amedrentar al pueblo de Santiago, ha multiplicado su indignación. Así, pese a que más de algún militar hace puntería sobre la gente, los manifestantes se les acercan, les sacan fotografías y los emplazan a volver a los cuarteles. Pero las fuerzas de guerra en vez de marcharse, provocan a la ciudadanía realizando ejercicios bélicos en plena Plaza Italia de la capital chilena.

La consigna inmediata es “Fin al estado de emergencia”. El miedo ya no derrota la protesta. Por cadena nacional, Piñera informa que presentará una propuesta para “amortiguar” el alza del pasaje. Pero además de ofrecer represión, no existen soluciones, mientras el mandatario se encuentra reunido con su equipo.

 

Por Claudio Rojas desde Chile-21 de octubre de 2019

Este sábado y domingo han continuado las protestas masivas en todo Santiago de caceroleos y marchas pacíficas, de esto es testigo todo el país. Entremedio llama la atención actos violentos como quema de buses, vagón de Metro, estaciones de Metro y otros, en que extrañamente no ha intervenido Carabineros, es más algunos canales de televisión como CNN han manifestado su extrañeza. Pronto llegará la noche y habrá nuevas provocaciones.

Creo que esto estaba fríamente calculado por el Gobierno, que busca propiciar un clima de violencia para justificar la implantación del Toque de Queda.

 

Por Claudio Rojas, desde Chile-21 de octubre de 2019

Esta semana después del alza de pasajes del transporte que comprende Metro y del sistema de buses denominado Transantiago, hemos presenciado a grupos de estudiantes secundarios entrar en grupos de varias decenas a una estación de Metro y saltar las vallas de control sin pagar el pasaje.

Algunos comentarios de los involucrados: “Hoy fue el turno de plaza Maipú y laguna sur, no pararemos hasta conseguir un pasaje justo para la clase trabajadora de nuestro país... somos nosotros quienes construimos y forjamos el estado, pero no somos nosotros quienes lo manejamos, ya que nos lo fue arrebatado por las armas.Estas acciones ayudan a tomar conciencia y empezar a sentir que el metro realmente nos pertenece. “Vendrán más acciones. No descansaremos”.

Subcategorías

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina