Cocaína de Hamburgo salió de Montevideo; Fiscal Mónica Ferrero tras la red de narcos

Por Jean Georges Almendras-9 de agosto de 2019

Tras confirmarse (ratificarse y refrendarse) que los dos últimos y voluminosos (y millonarios) embarques de cocaína, con destino a Europa, salieron del Uruguay, más específicamente de la principal terminal portuaria de Montevideo y del Aeropuerto Internacional de Carrasco (uno en julio y otro en mayo, respectivamente) la imagen que inevitablemente se tiene, en Alemania y Francia (y en el mundo) es que nuestro país ha cruzado el umbral de la inocencia para convertirse en un muy importante centro mundial del narcotráfico. Una novedad, seguramente para el ciudadano común. Pero para los gobernantes esto no debería ser así porque el problema de los narcos –de un tiempo a esta parte- ha sido recurrente y no creo que les haya pasado desapercibido, lo que no es lo mismo decir, que los haya motivado a poner las barbas en remojo, con la idea de poner freno a las actividades criminales del narcotráfico internacional, tomando en cuenta que en la región (Argentina y Brasil) este panorama de criminalidad organizada, con su correspondiente logística de corrupción a altos niveles, se ha visibilizado con creces en los últimos cinco años. Y si no se tomaron medidas a su momento, eran inevitables las consecuencias. Las que hoy estamos todos masticando.

Por Adriana Navarro-8 de agosto de 2019

En ocasión de la actividad organizada por el banco Caminos y Bancofar, denominada Cruce de Caminos, durante el mes de junio, Nicholás Negroponte fue entrevistado en Madrid. Dijo que la bioingeniería será la próxima revolución: “Tendremos humanos genéticamente modificados y corregiremos los errores de la naturaleza. Será un futuro muy distinto; podremos vivir 150 o 200 años, la alimentación a la población será en forma artificial, podremos replicar las células de las vacas sin hacer daño a animales, y la energía del futuro no será la solar o la eólica sino la fusión nuclear. Si alguien domina la fusión nuclear, cambiarás las reglas del juego”.

¡Fantástico! Se solucionarán todos los grandes problemas humanos. Pero, ¿será fantástico?...miremos un poco más de cerca.

Por Karina Rojas de La Izquierda Diario y Pan y Rosas (*)-7 de agosto de 2019

La frase de Graciela Villar no solo generó polémica entre amigos y enemigos, sino que abrió un debate sobre las fortalezas y debilidades de las alianzas con intereses de clase contrapuestos. Aquí, las primeras reflexiones.

Una de las primeras declaraciones que dio Graciela Villar luego de ser consagrada como candidata a vice presidenta por el Frente Amplio, fue la de que “el debate en estas elecciones es entre oligarquía y pueblo”.

En este marco, Villar se propone polarizar en estas elecciones a favor del Frente Amplio a partir de ubicar como “el gran enemigo” a la oligarquía representada en aquella burguesía rural dueña de grandes extensiones de tierras, que en el verano de 2018 organizó el movimiento Por un Solo Uruguay, con amplios lazos políticos con la derecha uruguaya, en especial con el Partido Nacional.

Por Damián Recoba de La Izquierda Diario (*) -7 de agosto de 2019

El resultado del conflicto del gas abre reflexiones en el campo popular sobre las formas de lucha, de conseguir y mantener la solidaridad y de plantarse ante una patronal multinacional y declaradamente anti obrera. Aquí algunas primeras reflexiones desde nuestro lugar de apoyo incondicional.

Doce horas de control obrero, una huelga de hambre de un mes y una carpa que se transformó en un símbolo de lucha. Luego una huelga general que duró 40 días. Dos paros generales del PIT-CNT, uno parcial y otro total. Radios abiertas y la solidaridad de miles. Un acto en la Embajada de Brasil en solidaridad con la huelga general en el país norteño. Un festival en la Peatonal Sarandí que aportó a mantener viva la llama de la lucha y un Teatro Solidario en El Galpón que convocó a cientos y causó una emoción generalizada. Fueron algunas de las acciones y demostraciones de combatividad en el largo periplo que culminó con el gran triunfo de la lucha de los trabajadores del gas.

En la Plaza Independencia fueron cientos los que compraron tortas fritas, los guisos y feijoadas de los viernes. Fue una pelea que dejó de ser solamente de los trabajadores del gas y pasó a ser una causa de los de a pie. Una forma de pelear que debe ser un ejemplo para todo el movimiento obrero.

La razón siempre estuvo del lado de los trabajadores que en la lucha contra la prepotencia y los ataques de Petrobras traían a cuestas dos huelgas de hambre de 15 y 25 días en 2017 y 2018 respectivamente. La empresa se quería ir y en ese marco estaba dispuesta a romper lo poco que quedaba. Una empresa que desde hacía años desfinanciaba el servicio público y ayudaba a su deterioro y que quería una reestructuración total que liquidara también la organización sindical. Desde el día del control obrero los trabajadores fueron demonizados por la empresa y sus abogados en todos los medios y por los periodistas amigos. Entrevistas en programas de televisión a referentes del sindicato que ponían a los trabajadores y trabajadoras en el banquillo de los acusados frente a una horda que vociferaba por el derecho a la libre empresa y el respeto a la propiedad privada. Pero los trabajadores explicaron con paciencia su punto de vista y se hicieron entender.

La derecha desde un comienzo lanzó su diatriba reaccionaria. Primero Sanguinetti contra el control obrero y en una defensa cerrada de la propiedad privada con los ataques anticomunistas a los que nos tiene acostumbrados. Es que un ejemplo de control obrero es una medida tan fuerte y tan simbólica que los ataques deben tener el mismo nivel de intensidad. Una vez conocida la decisión del gobierno de facilitar la ida de Petrobras, Talvi lanzó su veneno liberal y en su cegada indignación, llegó a plantear que en este país “gobiernan los sindicatos”. Nada más lejos de la realidad, donde los empresarios gozan de impunidad para hacer lo que quieren.

Talvi es representante de una clase empresaria que ha hecho fortunas en nuestro país y no contentos con eso, ahora se lanzan por las reformas jubilatoria y laboral. El régimen chileno, tan reivindicado por el candidato colorado es el mismo que hoy cruje con decenas de miles de docentes y estudiantes en las calles. Un país donde estudiar es el privilegio de unos pocos y la deuda a pagar de por vida.

Los trabajadores del gas estaban luchando contra un gigante que tenía todo a su favor y siempre lo supieron. Con la razón solamente no alcanzaba y había que apelar al corazón y a la lucha. En la carpa instalada en Peatonal Sarandí tuvieron que soportar los primeros vientos y lluvias importantes del otoño, que desarmaron parcialmente la carpa y la inundaron. La reforzaron y siguieron apoyando a Maxi, Oscar y Ernesto, que tuvo que bajarse antes porque peligraba su salud. Ese momento, el de la salida de Ernesto y su traslado fue uno de los más emocionantes. En la mente de todos se mezclaban los sentimientos orgullo por el compañero que lo había dado todo y de rabia e impotencia ante una situación que seguía sin respuesta. El aplauso cerrado y las lágrimas en los ojos transformaron esa rabia en entereza, en más militancia y en más solidaridad.

En la carpa colocada en Plaza Independencia debieron sortear no solo vientos y lluvias a los dos primeros días de instalarla, sino después pasar una ola de frío polar de las más duras de los últimos años. Contrariamente a lo que muchos piensan, a los trabajadores y trabajadoras no les hacía en gracia tener que acampar en el medio del invierno en plena vía pública. Seguramente preferían compartir ese tiempo con sus hijos y sus nietos, sin tener constantemente la incertidumbre de no saber si volverían a trabajar y si lo hacían, bajo qué condiciones. Los trabajadores quieren vivir en paz, pero es la patronal la que los arrastra a la lucha en cada ataque contra sus condiciones de vida.

El conflicto se solucionaba con una negociación, ya fuera para lograr todas sus reivindicaciones o para terminar en un acuerdo donde los trabajadores tuvieran que ceder en algunas de sus reivindicaciones. Pero lo importante cuando se comienza una lucha como esta, tan desigual, es hacer lo posible y lo imposible para cambiar la relación de fuerzas con la que se entra a la lucha. No valía la espera pasiva y no había soluciones mágicas. Y los trabajadores y trabajadoras pusieron su centro de gravedad en la lucha y en revertir esa relación de fuerzas frente a un gobierno que en un principio manifestó que “no podía hacer nada” y que recién después del primer paro general parcial el 22 de mayo tomaría nota.

Fue un ejemplo que el sindicato no haya aceptado ningún despido entre las fórmulas que fueron sugeridas por el mismo Ernesto Murro. Siempre tomando las decisiones en asambleas democráticas y con la consciencia de que se votara lo que se votara, estaban todos en el mismo barco. Como en todo colectivo heterogéneo, hubo compañeros que con sinceridad plantearon sus dudas frente al control obrero, pero que inmediatamente se pusieron a disposición para cumplir con la medida sin importar la suspensión que recaería. Esa era la unidad para la lucha que se necesitaba.

Fue una escuela no solamente de guerra, sino una escuela contra la resignación a que cuando los capitalistas aducen crisis sean los trabajadores los que la terminen pagando. Una resignación que lamentablemente campea en muchos trabajadores de nuestro país y que ha terminado con el cierre de decenas de fábricas y establecimientos y el despido o envío al seguro de paro de cientos de trabajadores y trabajadoras.

Una compañera del sindicato el día de levantamiento del conflicto, dijo: “esta lucha demostró que no hay que ser cagón en la vida, que hay que ir para adelante”. Esa es una de las principales lecciones. Con esa moral habrá muchos David de la clase obrera que se le atrevan a los Goliats capitalistas.

Después de toda lucha se abre un período de reflexión y de balance de una pelea que fue ardua. En nuestra reflexión nos interesa remarcar lo potente que se puede tornar el movimiento obrero con un programa de hegemonía hacia el resto de la sociedad y con absoluta confianza en sus propias fuerzas y capacidad de lucha. Si los trabajadores no hubieran desplegado todo lo que tuvieron en la lucha, difícilmente el gobierno hubiera tomado esta decisión. En situaciones similares de despidos y abusos patronales el gobierno ha mirado soberanamente para el costado.

Colocaron al conflicto del gas como una causa popular y nacional donde buena parte de la población fue ganada para un programa de defensa del servicio público, de la organización sindical y de los puestos de trabajo. Fue un hito de la lucha de clases de los últimos años en nuestro país por su voluntad de lucha, su combatividad, su tozudez, por la hermandad y la mano tendida hacia el resto y por la forma sana en la que supieron recibir la solidaridad.

Ayer se realizó un festejo por el Día del Gasista en el Sindicato del Gas donde nos encontramos nuevamente todos y todas, y donde pudimos sonreír, brindar y emocionarnos. El abrazo solidario fue la marca distintiva, a la vez que entonamos varios clásicos de murga.

La lucha pagó y quizás en algunos años, cuando lo veamos a la distancia, lo sabremos valorar mejor, como una página de las gloriosas de nuestro movimiento obrero, ese del que nos da orgullo ser su hijo.

---------------

(*) Gentileza de La Izquierda Diario.

*Foto de Portada: www.laizquierdadiario.com.uy 

De la Redacción de Antimafia Dos Mil

El domingo 20 de junio de este 2019, ex presos y ex presas, de Boisso Lanza, recorrieron las instalaciones de la Brigada Aérea III, ubicada en Camino Mendoza 553, en Montevideo, capital del Uruguay, que fue centro de detención, asesinato, torturas y desaparición de personas, en tiempos de la dictadura militar. Con posterioridad a esta recorrida, Irma Leites y Álvaro Jaume redactaron un texto de alto valor testimonial, que transcribimos textualmente, en el entendido de que cada párrafo del importante trabajo resulta ser un aporte incomparable, para la toma de conciencia, de que el terrorismo de Estado formó parte de la historia del Uruguay, como resultado de un proceso dictatorial, cuya fase embrionaria podemos ubicar en los años sesenta, bastante antes del tenebroso 27 de junio de 1973. Hoy, entonces, medio siglo después de esos días de espanto, damos a conocer este trabajo documental, dotado de una carga de sensibilidad militante digna de ser difundida, al tiempo de consignarles que en mayo de 2019 se solicitó, por parte de la Fiscalía, el procesamiento de Walter Alcídes Pintos Alvariza, Roberto Freddy Amorín Maciel , Gustavo Carlos Urban Saavedra Cáceres, Ramón Bernardo Rodríguez López, Juan Antonio Rodríguez Goñi y Enrique Rivero Ugartamendia. Y se dio la orden de captura internacional para los ex militares de la Fuerza Aérea Alfredo Ángel Fresia Dubois y José Eduardo Delgado.

  Antimafia Dos Mil por una fuerte contra-campaña: porque la Reforma no es la Forma

Por Jean Georges Almendras-5 de agosto de 2019

Muy lamentable y muy cínico fue lanzar desde tiendas partidarias del senador blanco Jorge Larrañaga una campaña de las características de “Vivir Sin Miedo”. Una campaña ideada exclusivamente para fortalecer la seguridad pública, fueron los términos de la propuesta. ¿Fortalecer la seguridad pública o fortalecer un muy sutil terrorismo de Estado? ¿Fortalecer la seguridad pública o fortalecer los autoritarismos necesarios para preservar las comodidades (y los beneficios) de las clases dominantes a costa de reprimir a mansalva a los uruguayos? ¿Fomentar la seguridad pública o fomentar los avasallamientos luciendo las vestimentas de las ideas democráticas, que en realidad no hacen otra cosa que servir a las infamias de quienes anhelan el desorden pisoteando derechos y libertades?

El senador Jorge Larrañaga parece adolecer de amnesia. La amnesia propia de quien mira el árbol y no mira el bosque. La amnesia propia de quien no tiene conciencia social. La amnesia propia de quien no ha sufrido en carne propia los efectos del terrorismo de Estado de los días de dictadura. La amnesia propia de los dirigentes de los partidos tradicionales del Uruguay, que salvo contadas excepciones (porque las hubo), dieron espaldarazos a los golpistas que irrumpieron en el edificio del Parlamento el 27 de junio de 1973, y aún más, siguen dando, apoyos varios, para que la cultura de la impunidad siga vigente y para que los responsables (militares, policías y civiles) de las violaciones a los derechos humanos y de los delitos de lesa humanidad (desapariciones de personas y asesinatos en sesiones de tortura) sigan caminando por nuestras calles como ni nada hubiera ocurrido hace más de 40 años.

Otra incautación de cocaína, 1.000 kilos, esta vez en balneario del Este del Uruguay

Por Jean Georges Almendras-3 de agosto de 2019

Renunció el director nacional de Aduanas de Uruguay, Enrique Canon. Una dimisión en medio de un escándalo relacionado con el narcotráfico. Particularmente con el decomiso en el puerto de Hamburgo de Alemania, de cuatro toneladas y media de cocaína, ubicadas en bolsos deportivos que contenían ladrillos prensados de la sustancia, todo lo cual fue hallado en un contenedor de un buque mercante que zarpara del puerto de Montevideo, con destino final en la ciudad de Amberes en Bélgica. Según la documentación oficial y formal, el contenedor decomisado debería transportar soja, la que habría sido producida en un campo de la ciudad de Los Cerrillos, en el departamento de Canelones. Obviamente en el contenedor no había soja, había cocaína.

Las repercusiones por la voluminosa y millonaria incautación de la droga (valorada en unos mil millones de euros, en el mercado europeo) se hicieron sentir en el Uruguay, al punto que en tiendas de algunos sectores políticos de la oposición cuestionaron la permanencia de Canon en su puesto de Director de Aduanas. La cuestión es que en las últimas horas, seguramente por las presiones que deben haberse hecho sentir (o por alguna razón que no se hizo pública) el jerarca aduanero presentó su renuncia al titular del Ministerio de Economía y Finanzas. Como nuevo director de Aduanas, provisoriamente, asumirá otro jerarca: Jaime Borgiani.

A mediados de mayo otro cargamento menor salió en avión a Mulhouse-Basilea

Por Jean Georges Almendras-2 de agosto de 2019

Autoridades, legisladores, periodistas y ciudadanos del Uruguay se rasgan las vestiduras porque a la terminal portuaria de Hamburgo, Alemania, llegaron hace unas dos semanas (es decir en el mes de julio) cuatro toneladas y media de cocaína (valorada en mil millones de euros) distribuidas en 211 bolsos deportivos conteniendo 4.200 paquetes de la sustancia, prolijamente acondicionados en un contenedor que se encontraba en un buque procedente del puerto de Montevideo. El asombro mediático y gubernamental se contrasta con la realidad del narcotráfico internacional, particularmente en la zona del Río de la Plata, y más específicamente en países como Uruguay, Argentina y Brasil, donde desde hace unos cinco años –como mínimo- viene operando una organización mafiosa italiana: la ‘Ndrangheta, dedicada exclusivamente al tráfico de cocaína, desde Sudamérica a diferentes mercados europeos, con ganancias multimillonarias.

La prensa uruguaya y regional se hizo eco en las últimas horas de la noticia proveniente de Alemania respecto a la incautación de 4 mil quinientos kilos de cocaína, en un barco procedente de la principal terminal portuaria del Uruguay.

Plebiscito culmina con más de 580 mil votos y un 92,7 por ciento rechaza

Por Claudio Rojas, desde Chile-1ero de agosto de 2019

En la sede de Santiago del Congreso Nacional, la Plataforma Chile Mejor Sin TLC y la Fundación Equidad entregaron los resultados del plebiscito ciudadano sobre el Acuerdo Transpacífico o TPP-11, que ambas agrupaciones organizaron desde el pasado 8 de julio y que terminó el pasado domingo.

El resultado fue contundente. A lo largo de todo el país votaron 584.311 personas, en un proceso que contó con lugares físicos de votación en distintos puntos del territorio nacional y además una plataforma online para emitir los votos, y de ellos un 92,7 por ciento se manifestó en contra del TPP-11. Sólo un 6,1 por ciento se mostró a favor del tratado y la abstención fue de un 1,2 por ciento.

Por Jean Georges Almendras-12 de julio de 2019

Se dispuso prisión preventiva de 90 días para un ciudadano ruso porque la justicia y la fiscalía actuantes en el caso Rocco Morabito, consideran que fue una persona que prestó ayuda al mafioso de la ‘Ndrangheta y a las tres personas que fugaron de Cárcel Central de la Jefatura de Policía de Montevideo, el pasado día 23 de junio. La resolución en cuestión se dispuso en acuerdo con el Fiscal Ricardo Lackner con posterioridad al procedimiento policial llevado a cabo en una pizzería restaurante de la zona de Punta Carretas, en las primeras horas de la mañana del jueves 10 de julio, es decir 18 días después de la cinematográfica y mediática fuga.

Como lo informamos en una nota anterior, las autoridades policiales que trabajan en el caso, seguramente apelando a observaciones de cámaras de video de seguridad de diferentes zona de Montevideo y datos confidenciales entendieron en el correr de los últimos días que la pizzería “Eatalian Style” habría formado parte de la logística utilizada por Morabito para la evasión del pasado día 23 de junio. En ese contexto se llevó a cabo el allanamiento del restaurante de la zona de Solano García y Miñones, en el barrio Punta Carretas, en el que fueron detenidas tres personas: una pareja de ciudadanos rusos y un italiano.

Subcategorías

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina