CONTENIDOS ARCHIVADOS

Pin It

illarazvictimas22/02/2016 - “No bajaremos los brazos”, indicaron Víctimas del cura Ilarraz volvieron a reclamar justicia ante el paso del tiempo de la causa por abusos
Víctimas del cura Justo José Ilarraz volvieron a reclamar justicia, ante la demora que sigue teniendo la causa, iniciada en septiembre de 2012. Lo hicieron a través de un duro documento enviado a ANALISIS DIGITAL, titulado “Que no te hagan daño. No bajaremos los brazos”, donde se cuestiona, además, a la cúpula del Arzobispado de Paraná, como así también a los sacerdotes que siguen mirando para otro lado ante los abusos cometidos y los que se podrían estar cometiendo por otros curas, cuyas situaciones aún no salieron a la luz.

“En este largo período de incertidumbre y enredo judicial, no nos van a cansar y menospreciar en la lucha como bautizados en la Iglesia que todos formamos. El cristianismo e instituciones no deben cristalizarse, deben transparentarse, se debe poder mirar con capacidad de modificar, reordenar, pero es cierto que a veces cuesta ver la verdad, duele mirarla, pega fuerte, a veces es necesaria la purificación”, indicaron en el documento enviado a ANALISIS DIGITAL.

Agregaron que “tal vez algunos nos cuestionan, pero desconocen la penosa e hiriente travesía que debemos pasar y pasan jóvenes ex alumnos, víctimas, familiares y amigos, por estos escandalosos tiempos judiciales y eclesiásticos, al no brindar una luz de esperanza, ni respuestas”. Cuestionaron el hecho de que, pese al paso del tiempo -la denuncia es de septiembre de 2012- no existe demasiado “optimismo público de querer esclarecer y brindar claridad de la verdad en los abusos, en los tiempos y modo que se ejecutaron, porque eso fue, una ejecución a la vida de jóvenes, y ahora rematándolos con los incomprensibles tiempos de espera temporal por unos consumidos hechos que perjudicaron y siguen perjudicando el ambiente social y eclesial, siempre sembrando confusión, planteando intereses personales de las víctimas, cuando claro está que los intereses, parece ser, son propios de ellos para salvaguardar su buen nombre y reputación en el marco de sus cargos administrativos”.

“Parece ser también que de eso se trata nada más: funcionarios haciendo silencios cómplices de obispos y sacerdotes, echando por el piso de la mentira e impunidad los abusos, con acciones incompetentes de quienes corresponden defender con total libertad, la libertad del corazón, pura y segura, alegre y generosa. Qué triste es ver un Obispo cómplice de sus pastores (curas)”, acotaron luego, en obvia referencia a monseñor Juan Alberto Puíggari y varios de los sacerdotes a su alrededor, no solamente por el caso de Justo Ilarraz, sino también otras denuncias que involucraron a un conocido cura, como Marcelino Moya.

Sostuvieron que no quieren “ser reiterativos en nuestros reclamos, pero sí siempre con mirada de cristiano y buen ciudadano. No dejarse pisotear por la carga impuesta de culpa, miedo, vergüenza o el qué dirán. Nosotros no elegimos este camino, pero reiteramos el llamado a compañeros, amigos, hermanos, para que, generando y tomando conciencia, puedan sacar fuera la bronca y el dolor que indigna, sumado al miedo paralizante de la “creencia” de la traición y destrucción. Lo que genera hablar, sépanlo, contar o denunciar en estos casos es, liberación de una carga”.

Además instaron a las víctimas que aún no comparecieron a “actuar, no permitiendo que estas cosas queden impunes, hacernos los distraídos y desinteresados, mirando para otro lado, sin involucrarnos. Eso es fácil y cómodo, no ayuda sino hay un testimonio personal sincero con uno mismo, y verdadero, en el fondo, el mal te lo generas vos”.

“En estos días -añadieron- se ha hablado y comentado la nueva película Spotlight, “en primera plana”, casos de sacerdotes abusadores en norte América, bajo una delicada y renovada investigación periodística que reveló, hizo público, los altos números de curas abusadores, desencadenando múltiples denuncias y víctimas ocultas, calladas, aplastadas y pisoteadas por los poderes y pensamientos manipuladores de algunos integrantes de la Iglesia, usando el mismo patrón a favor de los curas, moviéndolos de parroquias con mentirosos y encubridores motivos, permitiendo que en el nombre de Jesús, sigan abusando, como que si, cambiándolos, todo sería fácil y sencillo, no conociendo la herida profunda he imborrables que causaran. Escalofriantes e indignantes escenas revelan la similitud en nuestro territorio, en particular Paraná, ciudad que figura como afectada. La misma metodología: abuso, testimonio, confirmación, apartado, traslado, silencio”, agregaron.

A su vez indicaron: “Basta de pisotearnos, basta de manosear una causa tan delicada y sensible, sabíamos que podría ser sacrificada, pero estamos sorprendidos de tantas chicanas, una vergüenza. No abandonaremos la lucha, no bajaremos los brazos, pedimos si, agilidad, celeridad a nuestras autoridades y que cumplan su servicio a la comunidad, inquieta por una justicia ejemplar. Ya es tiempo de una Iglesia renovada, una justicia más dinámica, para una comunidad esperanzada”.

Al final, acotaron: “Y gracias por alzar sus voces. Al padre Leo (Tovar), José “Pepe” Dumoulin, José Carlos Wendler y otros; a ustedes nuestro apoyo y acompañamiento en estos nuevos caminos, luchas. Gracias por el “lío” del Papa Francisco, gracias por salir afuera y gritar, abrazar a los hermanos necesitados, sus familias y sus comunidades, segura de sus principios, pero algunos ciegos por su “fanatismo”, creyendo que el sacerdote es un ser incapaz de hacer tales cosas, error, se hacen cosas equivocadas, lejos, pero también a la vuelta de tu casa, dentro de parroquias o seminarios, campamentos, viajes. Convivimos con algunos curas lobos disfrazados de ovejas, porque no decimos todos en general, algunos son grandes personas, otros aparentan ser pastores calmos, pero con psicología capturada, captada, manipulada. Amigos, sabemos de sus traslados, de sus nuevos caminos, tal vez salieron lastimados, defraudados, decepcionados, pero, Animo !!, hay mucho camino por recorrer, de eso se trata la vida, enfrentar obstáculos, defender ideales, elaborar proyectos y a redoblar esfuerzos. No estarán solos, siéntanse acompañados por todos, y a usted Padre Leo, que la nueva comunidad de Buenos Aires, colme continuamente esa sed de amor sacerdotal, renovado, y contagie con su alegría y espíritu de servicio, los sentimientos que tubo Cristo. En la verdad, por la justicia, buscando paz. La verdad te hará libre, siempre y en cualquier circunstancia".

Cabe acotar que la semana pasada, la querella que representa a las siete víctimas que denunciaron al cura Justo Ilarraz por abusos sexuales cometidos en el Seminario Arquidiciocesano de Paraná en la década del 80, presentó un pedido en la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) para que se dicte una resolución respecto del Tribunal que deberá resolver en torno a las excusaciones de algunos jueces que pidieron no ser partícipes del proceso. Resuelta esta instancia, luego la Justicia deberá expedirse sobre el recurso de apelación contra el procesamiento del cura que había formulado la defensa. Cabe recordar que la denuncia contra Ilarraz, hecha pública por la revista ANALISIS, fue en septiembre de 2012.

 

http://www.analisisdigital.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=232016

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina