header bg26 11mas
Pin It

nisman-alberto-c-afp200Por Juan Aragonés Randó


Me parece que en estos momentos, más importante que especular acerca de si la muerte del fiscal especial para el caso AMIA1 es producto de un homicidio o de un suicidio (voluntario o inducido), lo es el de establecer los antecedentes y circunstancias que rodean su actividad en la investigación del atentado contra la mutual israelita (18/07/94) y su antecedente, la voladura de la Embajada de Israel en la Argentina (17/03/92).
    ¿Por qué digo esto? Porque el análisis de estos hechos nos lleva a establecer una lucha profunda de intereses locales e internacionales, con intervención de estructuras mafiosas y de servicios secretos, así como una puja por el poder imperial en nuestro país.
    No voy a profundizar demasiado en los antecedentes porque ello excedería el objeto de este artículo, pero sí es importante establecer algunos elementos que vienen arrastrándose desde aquellos tiempos.

     En aquellos momentos, el presidente de Argentina era el Dr. Saúl Menem, de quien se sabe que había celebrado un acuerdo preelectoral con Siria, país de origen de sus ancestros y que habría financiado su campaña electoral, obligándose a su vez a facilitar determinadas actividades de ese país árabe en la Argentina, una vez llegado al poder.

   amira-yoma En ese marco, tuvo notoriedad su relación con Ibrahim al Ibrahim, coronel de Inteligencia Sirio2que se encontraba casado con Amalia Beatriz Yoma, (a) “Amira”, cuñada del Pte. Carlos Saúl Menem y encargada de la agenda presidencial.

    Ibrahim al Ibrahim era director de Aduanas en momentos que Alfredo Enrique Nallib Yabrán 3, que era titular de una empresa de vigilancia denominada Bridees que nucleaba a ex represores (de allí su nombre Bri-de-es = Brigada de ESMA4), otras de correo privado (OCASA e InterCar S.A.), de transporte de carga (Villalonga-Furlong) y de transporte de caudales (Juncadella) que eran ostensiblemente utilizadas, entre otras cosas, para el tráfico de drogas. Mediante el management de EDCADASSA5, Yabrán controlaba los depósitos de la Aduana6, a través del cual ingresaba el material del traficante sirio Ahmed Al Kazar7, al que el gobierno de Menem le otorgara pasaporte argentino y quien ya había realizado con la Fuerza Aérea Argentina una operación de venta de aviones Dagger-Miragge.

    En esta línea de análisis, se ve que posteriormente, “Amira” Yoma sería encausada por el juez español Baltasar Garzón en el denominado “Yomagate”, por habérsela encontrado con una valija llena de dólares, aparentemente producto de la comercialización de drogas8.

    Pero también se encuentra sumamente acreditado el vínculo de Menem con el entonces Presidente de la DAIA9, Rubén Ezra Beraja (Presidente del quebrado Bco. Mayo)10.

    Como dato ilustrativo de los vínculos existentes entre unos y otros, tenemos que la abogada que defendió la quiebra de dos empresas vinculadas a Yabrán11, era también la que representó a Rubén Beraja en la quiebra del Bco. Mayo y también a la DAIA en el caso AMIA. Asimismo se sospecha que una empresa perteneciente a Yabrán era la que realizaba la limpieza en la Embajada de Israel y la AMIA.

    Numerosos periodistas e investigadores, tales como Juan Gasparini12 , Juan Salinas13 , Jorge Lanata14 , Horacio Lutzky y Guillermo Lipis15 , Daniel Schnitman16 , Rogelio García Lupo17 , Cristian Sanz y Fernando Paolella18 , así como muchos otros, sostienen que la voladura de la Embajada de Israel y la AMIA se trató de una operación mafiosa vinculando al entorno mencionado con el narcotráfico, el lavado de dinero y el tráfico de armas. Sus afirmaciones se encuentran sostenidas por elementos de convicción suficiente como para profundizar una exploración judicial en ese sentido.

amia-argentina    A esta línea de investigación se la dio en llamar “la pista siria” y comprometía seriamente al Presidente Menem, sus familiares y allegados y -al decir de Salinas- pondría en evidencia que “ya desde hace dos décadas que los servicios secretos de Israel y los Estados Unidos vienen triangulando armas y drogas a través de una red de traficantes integrada por gente como el saudí Adnan Kashoggy, el sirio Monzer Al Kassar, el británico (judío) Judah Eleazar Binstock”.

    Esta “pista” jamás fue investigada y sólo se siguió la línea trazada y definida por los servicios de inteligencia del gobierno (SIDE) y los servicios secretos estadounidenses (CIA) e israelíes (MOSSAD), que estaba dirigida a vincular a sectores iraníes con ambos atentados. De ese modo se evitaba comprometer al Presidente Menem y su entorno y se aprovechaba la coyuntura para vincular a Irán con el terrorismo internacional (que eran los objetivos de la CIA y el MOSSAD).

    Para Estados Unidos, la voladura de la AMIA fue durante mucho tiempo, el único hecho sobre el que se sustentaban sus afirmaciones de que tenían pruebas para calificar a Irán de “Estado terrorista”. En este metier, Van der Koy, periodista del diario Clarín, llegó a calificar a estos atentados como “antecedentes” de la voladura de las torres gemelas.

    Diría Beba Carmen Balvé (quien fuera directora de temática de Antimafia Dosmil Argentina)19: “En un país donde jamás hubo actos terroristas, donde conviven latinoamericanos, europeos, asiáticos y africanos, donde 2.500.000 personas del Medio Oriente son 1.250.000 árabes y el resto musulmanes, en relación con 250.000 judíos; donde jamás hubo antisemitismo porque nos es ajeno, donde es común el matrimonio entre católicos y judíos, etc., en 1994 se produce el atentado a la AMIA, mutual judía en cuyo último piso funcionaba el MOSAD. En menos de 24 horas se presentó el ejército israelí con sus perros -los nuestros carecen de olfato- y tomó el control de la zona y en un montículo preparado para tal fin, un soldado con uniforme del ejército israelí plantó su bandera en señal de pueblo conquistado. A partir de allí, vivimos ante el muro de los lamentos y casi somos responsables de la matanza europea de judíos. Intentan por los medios de comunicación fagocitar el antisemitismo y fracasan. Llegan de Estados Unidos testigos con identidad reservada, de origen iraní, para demostrar que el atentado fue hecho por Irán…”.

    Durante nueve años la investigación estuvo a cargo del Juez Juan José Galeano (apoyado permanentemente por la DAIA) pero fueron tantas las irregularidades (pago de sobornos, fabricación y destrucción de pruebas, escuchas ilegales, etc.) que le significaron su separación del cargo.

kirchner-cristina-nestor    Se designa como juez al Dr. Canicoba Corral y Néstor Kirchner coloca a Alberto Nisman como fiscal en la investigación del caso.

    Sin embargo, ya el 20/10/04, en una entrevista de “Diario Sobre Diarios”, Juan Salinas expresa que “fracasado el encubrimiento original (el del Juez Juan José Galeano), se ha puesto en marcha un segundo encubrimiento... ¿O alguien cree que el fiscal Nisman - ladero de Mullen y Barbaccia- puede encabezar la búsqueda de la verdad? La clave es que la SIDE del ingeniero Stiuso (el hombre de confianza de la CIA y el Mossad, según proclamó Miguel Ángel Toma) hará lo imposible para mantener la idea (que carece prácticamente de encarnadura, de materialidad) … (la) que … remite a fanáticos religiosos y a suicidas”.

    Según se sabe, cuando era senadora, la ahora Presidenta Cristina Fernández de Kirchner apoyaba la denominada “pista siria”, pero sin embargo Néstor Kirchner se suma a la hipótesis investigativa impuesta por los servicios20 que, en el orden local estaba a cargo de Antonio Horacio Stiuso (a) “Jaime”, quien a la fecha de su destitución en diciembre/14 contaba con 40 años de antigüedad y de quien Gustavo Beliz (a la sazón Ministro de Justicia de Kirchner) diría: “La SIDE (Secretaría de Inteligencia de Estado) la maneja un señor al que todo el mundo le tiene miedo porque dicen que es peligroso y te puede mandar a matar. Ese hombre participó de todos los Gobiernos y se llama Jaime Stiuso”. Después de esas declaraciones, Néstor Kichner le pidió la renuncia a Beliz y éste declaró: “Es el costo de decir la verdad; me metí con el aparato más oscuro de la Argentina, que es la SIDE”.

    Pasaron once años desde la designación de Nisman en la fiscalía y es recién ahora que se produce el desenlace con la denuncia timerman-hectorpor asociación ilícita que el fiscal realiza contra la presidenta, el ministro Timerman, el diputado Andrés Larroque, dos reconocidos dirigentes políticos defensores de los derechos del pueblo palestino -Luis D’Elía (MILES21) y Fernando Esteche (Quebracho22)- un dirigente de la comunidad islámica argentina -Yusuf Jhalil- un ex fiscal y un número desconocido de integrantes de los servicios de inteligencia.

    Se acusa  a la presidenta y a su ministro de orquestar y dirigir “un plan de impunidad y (de) encubrir a los prófugos iraníes de la voladura a la mutual judía”, y al resto de los actores, de orquestarlo y llevarlo a cabo en una especie de diplomacia para-estatal “para cerrar el caso con falsos culpables y permitir que la Argentina intercambie con Irán petróleo por granos”.

    Según expresara el fiscal desaparecido, estuvo más de dos años elaborando la denuncia, basada fundamentalmente en datos e informes de inteligencia proporcionados por la Secretaría de Inteligencia Argentina, la CIA y el MOSSAD.

    Pero, ¿en qué contexto se desenvuelve esto?

    La Argentina va produciendo un giro en su alineamiento estratégico internacional, acercándose a China, y este giro se denota con la captura de un avión con los códigos secretos de las comunicaciones del espionaje yanqui, apareciendo el ministro Timerman como primer actor rompiendo la cerradura del baúl donde estaban esos códigos.

    Irán es aliado estratégico de China y su principal proveedor de petróleo, y el pacto argentino-iraní (que no se encuentra vigente por haber sido impugnado judicialmente) se inscribe en ese proceso de alineamiento estratégico del gobierno kirchnerista con China. (No olvidemos que, como lo dijera Beba C. Balvé23, China y Rusia pasaron de una lucha contra el capitalismo a integrar la lucha intercapitalista).

    Aunque no se lo reconozca, es indudable que ante este nuevo alineamiento, el gobierno va conformando un equipo propio que entra en puja con el que detentaba el poder de la Secretaría de Inteligencia y que tenía su vinculación estratégica con la CIA, el FBI y el MOSSAD. Esto se hace evidente con el desplazamiento de la cúpula de la Secretaría a fines de 2.014 y la separación de Stiuso como Jefe de Contrainteligencia.

    Esta modificación en la Secretaría de Inteligencia, alejó a Nisman de la línea oficial y lo dejó sin respaldo.

    A esto debe adicionarse que es de conocimiento público que algunas de las partes querellantes en la causa sobre las pistas falsas y el desvío de la investigación en el caso AMIA -por ejemplo Memoria Activa- pidieron que Nisman sea apartado de ese aspecto del caso, porque consideraban  que resultaba incoherente que él fuera el fiscal en un juicio donde entre los acusados estaban Eamon Mullen y José Barbaccia, que habían sido sus compañeros de trabajo.

    Por su parte, el juez del referido caso AMIA –Dr. Canicoba Corral- hizo saber que “yo le manifesté por escrito al fiscal que debía profundizar la pista iraní, porque sus pruebas estaban demasiado basadas en informes de inteligencia; le dije que investigara la pista siria y que investigara la conexión local. Y ahora me encuentro que no hizo nada de lo que yo le marqué”.

    ¿Recién ahora, después de 11 años, el juez de la causa se acordó de darle esas indicaciones al fiscal, o esto se encuadra dentro de la nueva posición del gobierno kirchnerista?

    Pero volvamos a la denuncia.

    Penalistas reconocidos en el país y en el exterior como Zaffaroni, Maier y otros, descalificaron la denuncia de Nisman por considerar que no existía delito y así lo entendió la jueza Servini de Cubría que la desestimó como materia de la feria judicial por carencia de elementos probatorios.

    Tal como lo señalan los jurisconsultos citados, la denuncia estaba basada más en datos e informes de inteligencia que en pruebas concretas, de allí su descalificación. Pero resulta sumamente extraño que un jurista como el desaparecido fiscal, con sus años de experiencia y reconocida erudición en la materia, desconociera estas circunstancias, lo que le da al hecho un cariz más político que jurídico.

    Agreguemos que Nisman decidió anticipar rápidamente su regreso a la Argentina cuando estaba vacacionando con su hija que cumplía años, con una urgencia que hizo que la dejara sola en el aeropuerto de Barajas esperando la llegada de su madre desde Barcelona; que Lagomarsino24 refiriéndose al supuesto pedido de Nisman de que lo proveyera de un arma25, expuso que: “Me dijo que era por seguridad. Que el día anterior lo había llamado Stiuso y le dijo que se cuidara de la custodia y que, además, tuviera precaución con la seguridad de sus hijas”, y que se dio una aparente “desaparición pública” de Stiuso, y entonces se podría pensar que la urgencia en presentar la denuncia quizás habría tenido el sentido de construir un colchón de resguardo de su integridad.

    Es llamativo el silencio oficial que apuntó más a descalificar la denuncia que a tomar la muerte del fiscal como un golpe a uno de los poderes del Estado; pero también lo es la rapidez con que se organizaron las manifestaciones antigubernamentales.

    ¿Qué operaciones se están desarrollando?

    ¿Qué intereses se encuentran en pugna?

    No puedo menos que pensar que lo que se está manifestando a través de la denuncia de Nisman y de su dudosa muerte -más allá que se trate de un suicidio (voluntario o inducido) o de un homicidio (independientemente de quien lo perpetrara)-, es que se está desarrollando una disputa feroz entre los diferentes sectores de la inteligencia local y de los servicios de las diferentes potencias [mezclado (¿o integrado?) con operaciones mafiosas] por el control hegemónico económico-financiero en la Argentina.

    Aquí vale la pena recordar nuevamente palabras de Beba C. Balvé26 : “¿Qué distancia existe entre “mafias” y los “kartels internacionales”?. Que ambos aplican los mecanismos y las técnicas de los conflictos de baja intensidad que incluyen el terrorismo mediático, ideológico, y atentados… Durante la hegemonía del capital financiero rentístico, el patrón de medida es la usura y sus guardianes los contratistas, organizaciones armadas privadas y paraestatales”.

Juan Aragonés Randó

REFERENCIAS

1-Asociación Mutual Israelita Argentina
2-Hoy Ibrahim al Ibrahim está prófugo de la justicia.
3-Supuestamente suicidado el 20/05/98.
4-Escuela de Mecánica de la Armada
5-Empresa conformada en un 55% por la Fuerza Aérea.Argentina y un 45% por Villalonga-Furlong.
6-Ver “Don Alfredo” de Miguel Bonasso.
7-Según Fernando Paolella (Tribuna de Periodistas del 17/03/05), “una investigación efectuada por (la revista) Tiempo permite agregar que Al Kassar viajó en varias oportunidades a la Argentina, y que en 1.987 efectuó una gira con escalas en Río de Janeiro y Buenos Aires, acompañado por la esposa de su hermano, Nabila Wehbe. Un informe de la inteligencia norteamericana menciona aquel viaje de 1987 como destinado a abrir el tráfico de drogas desde América del Sur hasta Europa.”
8-Dice Juan Salinas: “También es bueno recordar que eran muchos (no sólo Amira Yoma) quienes traían de Estados Unidos valijas Samsonite repletas de dólares provenientes de la comercialización de cocaína colombiana y heroína asiática; que ese trasiego era a todas luces producto de un acuerdo entre Menem y Siria (acuerdo en el que, sospecho, también debieron haber participado los servicios secretos israelíes) y que quien encabeza el lavado de ese dinero era un viejo cubano de Alpha 66 (la colateral de la CIA que organizó el desembarco de Playa Girón o Bahía de los Cochinos)”.
9-Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas
10-Ver “La Mafia Judía en la Argentina” de Rubén Rodolfo Spolansky
11-ZAPRAM S.A., ZAPRAM S.R.L y ZAPRAM Técnical
12-Libro “La Delgada Línea Blanca”.
13-Originalmente contratado por la AMIA para la investigación del caso y luego separado por presiones de la DAIA y de Israel por no seguir el “criterio oficial”.
14-Libro “Cortinas de Humo”.
15-Mensuario Nueva Sion.
16-Mensuario La Voz y la Opinión.
17-Revista Tiempo.
18-Tribuna de Periodistas.
19 Segundo Congreso por la guerra internacional contra las mafias y Primer Congreso Nacional de lucha contra las mafias y la corrupción, realizado en la Facultad de Derecho de la U.N.R.
20-Joaquín Morales Sola en el diario La Nación (Buenos Aires, 13 de agosto de 2006) diría: “La CIA y el MOSSAD (la inteligencia israelí) ayudan mucho en la Argentina, incluso en el combate al delito común, aseguran los que conocen las cosas secretas del Presidente Kirchner”.
21-Movimiento de Integración Latinoamericana de Expresión Social
22-Movimiento Popular Revolucionario Quebracho
23-“IMPERIALISMO- DINERO-GUERRA”, Buenos Aires, octubre de 2006. Publicado en Antimafia duemila.
24-Experto informático que trabajaba con Nisman contratado por la fiscalía. El monto del sueldo y sus funciones hacen que se sospeche que pertenecía a los Servicios de Inteligencia.
25- Pese a que tenía dos armas registrada en el Re.N.Ar a su nombre.
26-“Imperialismo-Alimentos-Guerra. Mafias, Kartels, Conflictos de baja intensidad”. Publicado en Antimafia Dos Mil Argentina