OUR VOICE

47 años de impunidad, 47 años de silencio, 47 años de complicidad

victoria camboniPor Victoria Camboni – 28 de junio de 2020

Asombro, intriga, preguntas y hasta críticas generó la movilización del 27 de junio en pleno centro de la ciudad de Fray Bentos. Un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, rompió el silencio en la plaza central de la ciudad llamando la atención de los transeúntes. El recuerdo de 47 años atrás, donde la oscuridad invadió Uruguay bajo un manto de autoritarismo y terror, se posó durante algunas horas entre los curiosos fraybentinos. Pero no un recuerdo vacío, como colgado en el cuadro de una vieja pared, sino lleno de memoria y de reclamo por injusticias que se perpetraron y se siguen gestando hasta el día de hoy con los nuevos gobiernos de turno.

Fray Bentos es la capital de Río Negro, departamento del litoral oeste de Uruguay, compuesta por 21.500 habitantes y mucho silencio, tanto quizás como el que reina en el grueso de la sociedad a la hora de reclamar justicia al Estado por los crímenes cometidos contra su población. Pero no todo es indiferencia.

Junto a George Floyd contra el racismo y a favor de la hermandad

alejandro diaz Por Alejandro Díaz- 29 de junio de 2020

George Floyd no es otro negro que murió por el abuso de las fuerzas policiales. George Floyd es un negro que murió en vivo, y que vuelve a morir una y otra vez, en cada una de las millones de reproducciones, en la que su muerte se repite en las redes sociales.

Impulsados por este hecho aberrante, un grupo de organizaciones de Montevideo, Uruguay, se congregó a prestar, una vez más, batalla contra la indiferencia, “contra el racismo y a favor de la hermandad”, como citó la consigna del evento. Entre los presentes había representantes del Consejo de la Nación Charrúa (CONACHA), la Casa de la Cultura Afro uruguaya, Comité Palestina Libre, y Jóvenes del Movimiento Cultural Our Voice, entre otros.

Después del golpe cívico militar en el Uruguay y cuando Our Voice hace cine político

georges almendrasPor Jean Georges Almendras-28 de junio de 2020

Los heroísmos de resistencia de los años de la dictadura cívico-militar de Uruguay, aunque cronológicamente distantes, nos dan de bruces con una serie de acontecimientos de la realidad política nacional de nuestros días. Días de pandemias y de hechos históricos que nos traen a la mente las ponzoñosas violencias políticas de los años previos a 1973 y la seguidilla de episodios (de neto corte golpista) en la aciaga madrugada del 27 de junio de 1973 cuando los mandos militares de la época irrumpieron en el Palacio Legislativo, inaugurando así, a fuerza de represiones y de autoritarismos (intrigantes y turbios) uno de los períodos más nefastos del Uruguay. Mirando hacia atrás desde nuestras comodidades del año 2020, los pórticos del pasado se abren, en el día señalado como inaugural “del golpe”, y de un plumazo nos sobrevienen además, no solo los fantasmas de los torturadores uniformados apaleando (y asesinando) a gentes en resistencia, en calles, fábricas, comisarías y cuarteles (con el saldo estremecedor de casi dos centenares de desaparecidos) sino además las cobardías y las traiciones de los integrantes del sistema político de esos días, convirtiéndose en cómplices de la indignante tarea de hacer añicos una democracia, que de hecho, ya estaba hecha jirones desde los primeros años sesenta, cuando el país quedó en manos de Jorge Pacheco Areco, el mentor del terrorismo de Estado que se fue extendiendo por años y años. ¿Hasta nuestros días? Sí, hasta nuestros días, porque las violencias no cesaron. Aún más, se enmascararon. Se mimetizaron con el “retorno a la democracia” y en tanto que los unos protegieron a los golpistas (que se replegaron y bajaron sus perfiles) y a los asesinos de personas, los otros se atrincheraron en sus trajes de “políticos”, pactando en los años 80 con la casta militar (el denominado pacto del Club Naval, que además no sería el único, porque ya en los cuarteles algunos referentes luchadores de la guerrilla -excluyamos de esta anomalía a Raúl Sendic y a Jorge Zabalza, entre otros- llevaron adelante pactos y acuerdos, no solo con ánimo para salvar sus pellejos ¿o a conciencia de traicionar sus ideas, importándoles un bledo además el respeto a los que dieron sus vidas y soportaron la “máquina” en los cuarteles y centros de detención? para negociar una salida institucional. Una salida que se concretó, pero a un costo increíble: perder la posibilidad de hacer justicia por los caídos de la dictadura, es decir, darle paso a las impunidades y dar vía libre a que en la sociedad uruguaya se instale la idea de que “dar vuelta la página” debería ser la prioridad. Una prioridad pregonada y trabajada de tal forma, por el sistema político tradicional (y conservador) en plena democracia y además, por asombroso que fuera, por la mayoría de los integrantes del sistema político de la fuerza política frenteamplista (¿no era visible, que en sus 15 años de gobierno, en las Marchas del Silencio de cada 20 de mayo la pancarta cabecera aludía a una recurrente falta de voluntad política para dar respuesta a las Madres de Detenidos Desaparecidos en el Uruguay?) al punto que se transformó en un recurrente caballito de batalla de los gobernantes democráticos post dictadura, que en definitiva no hicieron otra cosa que ceder espacio a la cultura de la impunidad (abrazados a la Ley de Caducidad).

Por Victoria Camboni-28 de junio de 2020

victoria camboniEl pasado sábado miles de personas se manifestaron en memoria del golpe de Estado acaecido el 27 de junio de 1973 en Uruguay. La consigna fue “47 años de golpe”, y no “a 47 años”, ya que las políticas represivas de aquellas épocas y la impunidad siguen vigentes hasta hoy.

La movilización comenzó a las 5 de la tarde en la plaza 1° de Mayo, tal como el poema de Federico García Lorca que lleva el mismo nombre. El mismo poema que sonó desde las radios de todo el país, el 9 de julio de 1973, a los pocos días de que entonces presidente Juan María Bordaberry disolviera las cámaras y entregara las potestades del gobierno del país a los militares.

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina