OUR VOICE

Por Malena Sánchez, de Our Voice Paraná-3 de mayo del 2020.

malena Quedarse en casa (cuando se tiene esa opción) desgraciadamente no es seguro para todos; ya pudimos ver cómo esta pandemia del Covid-19 ha intensificado las distintas problemáticas sociales y económicas. La vulnerabilidad a la que están expuestas muchas personas es notable: la violencia doméstica, la imposibilidad de acceso a derechos básicos, la pérdida de todo ingreso económico, etc. Hoy, con el gran desarrollo de la tecnología, los crímenes cibernéticos también se han visto en aumento. Uno de ellos, la pornografía infantil.

El NCMEC (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de EEUU) registró en mayo del 2020 un aumento del 106% de notificaciones de abusos en línea a menores (respecto a mayo del 2019). Esta problemática va en aumento y se ha intensificado con la pandemia en todos los países, haciendo que en el encierro crezca la demanda y también la oferta. En general, los abusos sexuales a menores son causados por un adulto del círculo íntimo de la familia. También suceden muchos casos de grooming, donde los pedófilos extorsionan a sus víctimas menores de edad para conseguir fotos de ellas desnudas y luego utilizándolas como amenaza para conseguir más. Tan solo niños, niños que se ven forzados a aparecer desnudos en videos que luego se subirán a la red, o peor aún, sometidos a ser abusados por un familiar que probablemente conviva con ellos ahora mismo, sonriendo en la mesa, haciéndoles el desayuno o publicando fotos de cuánto ha crecido su querido hijo.

Por Nicolás Toobe-Our Voice Paraná – 29 de abril de 2020

nicolas toobeNos encontramos actualmente atravesando una crisis global por el coronavirus que suma día a día por miles sus contagios y por centenas sus muertes. Esto ha dejado en claro lo que muchos alertaban hace tiempo, y es que el rapaz sistema capitalista está dispuesto a dejar morir a muchos a cambio de defender los intereses de unos pocos. Tanto Estados Unidos como algunos países de la Unión Europea, ya han iniciado planes de salvataje para grandes empresas que están atravesando una crisis financiera nunca antes vista, interviniendo masivamente fondos públicos y en conjunción con los bancos centrales para rescatar sectores enteros de la economía y evitar un colapso económico general. Pero lo cierto es que el sistema capitalista siempre ha sido muy creativo a la hora de enfrentar “altibajos” ya sea por grandes depresiones económicas, desastres naturales, actos terroristas o guerras, y es que la industria automotriz si no podía fabricar autos, fabricaba tanques, así de sencillo.

Y esta capacidad camaleónica que ha ido mostrando el sistema a lo largo de la historia no es lo único que debería llamarnos la atención, sino también como el aparato político ha allanado el escenario para poder impulsar e instaurar medidas que favorezcan a partir de ahí y para siempre a empresas que en muchos de los casos han sido artífices de esas “crisis”.

Por Mariana Trejo, de Our Voice - 29 de abril 2020

mariana trejo Temuco, al sur de Santiago de chile, aquella ciudad con su plaza principal adornada con palmas importadas. Cerca de ésta se erige el Museo Regional de la Araucanía, un edificio colonial que alberga trajes y objetos decorativos mapuches, junto con diversos artefactos arqueológicos, de un pasado que dice presente en las celdas de su cárcel, donde presos políticos mapuches son rehenes de un Estado opresor del pueblo, hoy con Sebastián Piñera a la cabeza, pero que por años ha intentado destruir sus raíces.

La cárcel de Temuco ha sido escenario de maliciosas y sucias prácticas de parte de los funcionarios penitenciarios en el pasado, como así también de torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes hacia la población carcelaria. En ese contexto el lonko Facundo Jones Huala cumple una condena a nueve años de prisión por el incendio de una propiedad en la estancia Pisu Pisué (hecho que data del 9 de enero de 2013) junto a un grupo de desconocidos, y por posesión ilegal de armas de fabricación casera, según la sentencia que emitió el Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia en su momento, y en la cual todos los demás imputados fueron absueltos.

Histórica condena a genocidas en Mar del Plata

andres volpePor Andrés Volpe, de Our Voice – 29 de abril de 2020

La justicia argentina ha demostrado ampliamente que cuando quiere puede. A sala vacía ante las restrictivas medidas en el marco de la pandemia global, el Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, en manos de Roberto Falcone, Mario Portela y Martín Bava, condenó el pasado lunes a cadena perpetua a veintiocho genocidas por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar, además hubo siete penas de entre 7 y 20 años, y cinco absoluciones, sentencia que estuvo bastante cerca de lo que pedía la fiscalía. Esto fue el resultado de dos años de audiencias y más de 300 testimonios. Histórico y particular fue el proceso ya que la inmensa mayoría de los imputados recibieron su condena desde sus casas y el Tribunal Oral Federal leyó su veredicto delante de pocos defensores, algunos querellantes y los fiscales. El juicio giró en torno a 272 casos de secuestros y torturas, 133 de dichos casos son de personas que permanecen aún desaparecidas y en otros 27 casos se comprobó que fueron asesinatos ya que sus restos fueron encontrados. Este proceso permitió ver el marco completo de cómo se manejó la represión en la sub zona 15 ya que se unificaron varias causas, represión que fue ejecutada sistemáticamente en los centros clandestinos conocidos como “Base Naval” y Cueva”. Además incluyeron hechos de otros centros, que se encontraban en el partido de general Pueyrredón y sus alrededores, y que involucraron a las tres Fuerzas Armadas, la Prefectura y la Policía bonaerense.

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina