Enojo de familiares de desaparecidos: "No aceptaremos que sean liberados"

Por Karim El Sadi-7 de abril del 2020

Mientras que en Italia hay quienes piensan en la liberación de algunos miles de prisioneros ante el riesgo de contagio del virus en las celdas, en Chile están los que, especialmente en los niveles más altos del gobierno, quieren salir de las cárceles por las mismas razones, son los ex oficiales del régimen de Augusto Pinochet. Increíble pero cierto. En los últimos días, sobrevino la discusión en torno a la "Ley Humanitaria", un proyecto de ley presentado en 2018 pero que permaneció bloqueado en el Parlamento y luego se volvió a presentar, que prevé la liberación de los presos más débiles y de baja peligrosidad social, como las madres con hijos menores de dos años, ancianos y enfermos. Una forma de remediar, en cierto modo, el viejo problema del hacinamiento en las cárceles, especialmente ante la propagación de la pandemia en el país (en Chile hay 34 muertes y más de 4000 casos).

Un tema que ciertamente puede ser discutido. Sin embargo, la "Ley Humanitaria" establece también la conmutación de la pena de prisión a la de arresto domiciliario para todos los presos condenados por cualquier delito y mayores de 75 años, a los enfermos terminales y a los que han cumplido más de la mitad de sus condenas en prisión.

Vuelve a la libertad “por duda razonable”, después de haber sido condenado a la cárcel

Por AMDuemila – 7 de abril del 2020

Había sido condenado a seis años de cárcel acusado de abusar de dos monaguillos de 13 años de edad. Ahora vuelve a la libertad. Absuelto de los cargos de pedofilia por "duda razonable". Fue la decisión de la Alta Corte de Australia, similar a la Suprema Corte de Casación italiana, en el procedimiento abierto contra el cardenal australiano George Pell.

El ex ministro de finanzas del Vaticano había sido condenado a seis años de prisión tanto en primera instancia como por la Corte de Apelaciones del Estado de Victoria, en base a cinco cargos, convirtiéndolo en el primer obispo declarado culpable en un tribunal penal por abuso sexual a menores de edad.

Para el consejero "Hay otras formas de resolver el problema del hacinamiento carcelario"

Por AMDuemila-4 de abril del 2020

Italia está atravesando, como el resto del planeta, una emergencia sanitaria sin precedentes. La muerte de un recluso, un jefe de la mafia, hospitalizado en Bolonia por algunas enfermedades y fallecido por coronavirus, llevó el tema del hacinamiento en las cárceles al centro del debate político, social y cultural. El 17 de marzo, el gobierno adoptó medidas, incluiídas en el decreto "Cura Italia", que prevén la posibilidad de excarcelación y detención domiciliaria para ciertas categorías de presos. Del mismo modo que lo había hecho durante el pleno del CSM, el magistrado Nino Di Matteo, elegido miembro del órgano autónomo del poder judicial como independiente, en una entrevista dada a IlFattoQuotidiano, definió a la disposición como un "indulto enmascarado" sin dudarlo. Con esto, dijo el consejero togado, "se hace posible la liberación de miles de prisioneros sin permitir que el magistrado de vigilancia realice una investigación adecuada sobre quién es liberado, sin poder evaluar si existe el peligro de fuga y la reiteración del delito. Se ha creado un automatismo similar al del indulto. De hecho, esto es peor".

Después de la muerte del jefe mafioso Sucato, hay nuevas presiones para liberar a los detenidos

Por Giorgio Bongiovanni y Aaron Pettinari - 4 de abril del 2020

La muerte del jefe de Cosa Nostra Vincenzo Sucato, de más de setenta años, arrestado en diciembre del 2018 como parte de la operación Cupola 2.0, el que se cree pertenece a la familia de Misilmeri, un pueblo cerca de Palermo, reabre el debate sobre el hacinamiento de las cárceles en este delicado momento de emergencia nacional. De hecho, según se supo, murió en el hospital, donde fue internado por una serie de patologías, a causa del coronavirus.

Inmediatamente, los abogados penales, las asociaciones por los derechos de los detenidos, los políticos, tomaron la posta para volver a la carga sobre el gobierno después que, con el decreto Cura Italia, ya se había expresado sobre el tema de las cárceles, previendo arrestos domiciliarios para prisioneros que tienen una condena de "no más de 18 meses, incluso si constituye una parte residual de una pena mayor", a los fines de intervenir en la situación de emergencia y evitar el hacinamiento en las instituciones penales.

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina