¡El jefe Giuseppe Graviano y su desafío al Estado!

Por Giorgio Bongiovanni – 30 de mayo del 2020

Los últimos meses han sido duros y largos. La emergencia sanitaria del coronavirus puso a prueba a todo el país. La máquina de la justicia está recomenzando y varios procesos se van reiniciando lentamente. Entre estos está el juicio de Reggio Calabria, ‘Ndrangheta Stragista, conducido por el fiscal adjunto Giuseppe Lombardo y en el que se acusa al'ndranghetista Rocco Santo Filippone y a la bestia salvaje mafiosa de Brancaccio, Giuseppe Graviano, ambos imputados como instigadores de los atentados alos carabineros en Calabria, entre 1993 y 1994, en los que perdieron la vida Vincenzo Garofalo y Antonino Fava.

Sin embargo, la pausa no debe haber sido buena para la bestia sanguinaria, asesina de niños (basta recordar a Nadia y Caterina Nencioni, de nueve años y sólo 50 días de edad que perdieron la vida en via dei Georgofili la noche entre el 26 y el 27 de mayo de 1993).

Quién sabe lo que sintió cuando vio a varios jefes mafiosos, colegas suyos y también detenidos bajo el 41 bis, saliendo de prisión, bajo detención domiciliaria gracias a la emergencia del Covid-19. Jefes como Pasquale Zagaria, Francesco Bonura, Vincenzino Iannazzo, el propio Rocco Santo Filippone, por nombrar algunos, todos miembros de una lista de más de trescientos prisioneros entre el 41 bis y alta seguridad. Para algunos de ellos, después de las alarmas de los magistrados, expertos, víctimas de familiares de la mafia y los medios de comunicación, se han reabierto las puertas de la prisión, en particular gracias al impulso dado por el nuevo DAP, dirigido por Dino Petralia (jefe) y Roberto Tartaglia (vice), luego de la renuncia del desastroso ex director, Francesco Basentini, y el dictado de dos decretos, tanto necesarios como tardíos, destinados a frenar el sangrado de la excarcelación.

Por eso el Ministro de Justicia tiene que renunciar

Por Giorgio Bongiovanni - 14 de mayo del 2020

Si se miran los hechos recientes en el caso de las excarcelaciones de los jefes mafiosos (y en el régimen del 41 bis), atravesados por el enfrentamiento en vivo en Non è L'Arena entre el consejero togado del CSM Nino Di Matteo y el Ministro de Justicia Alfonso Bonafede, y después de leer los diversos comentarios, opiniones y discursos, tanto en el Parlamento como en los periódicos y en la televisión, es necesario repasar algunos puntos que, a diferencia de lo que también respaldan periódicos como Il Fatto Quotidiano y, en particular en algunas editoriales del director Marco Travaglio, no son "fake news" ni cuestiones resultantes de reconstrucciones del "periodismo complotista" que se basa en percepciones equivocadas.

Lo decimos ahora, para despejar el campo de los habituales mal pensados: todo el centro derecha, Forza Italia-Lega-Fratelli d'Italia, al igual que Italia Viva de Renzi, está claramente "usando" los hechos contados por Di Matteo para dar un empujón al gobierno, pero en realidad sigue oponiéndose al magistrado, a su trabajo y a su persona. Basta volver a la intervención del senador de Forza Italia, Costa, durante el turno de preguntas, con sus acusaciones e insultos comparables a los que siempre han aparecido en los periódicos habituales (Il Foglio, Il Riformista, Il Giornale, etc.).

Por Giorgio Bongiovanni - 8 de mayo del 2020

27 de junio del 2018. Esta es la fecha en que el CSM, reunido en asamblea extraordinaria presidida por el Presidente de la República,Sergio Mattarella, aceptó la renuncia a la magistratura de Santi Consolo. Después de eso, el Consejo de Ministros nombró al magistrado de Potenza,Francesco Basentini, como nuevo Jefe del Departamento de Administración Penitenciaria, según lo propuesto por el Guardasellos, Alfonso Bonafede.

Cerca de dos años después, el nombre de Basentini terminó en el ojo de la tormenta luego de los escándalos que surgieron en el manejo de las cárceles, con los enfrentamientos de principios de marzo (en los que hubo 14 muertes) y la desastrosa gestión en la emergencia sanitaria del coronavirus con la clamorosa liberación de los jefes mafiosos detenidos entre el 41 bis y Alta Seguridad, hasta llegar a la renuncia del 1º de mayo.

Y no sólo eso. Ese nombramiento, que tuvo lugar en el 2018, está en el centro del debate político a nivel nacional después del enfrentamiento entre el consejero togado del CSM, Nino Di Matteo, y el Ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, que se emitió durante la transmisión de La7, Non è L'Arena.

Hay una pregunta que, desde el domingo pasado, el Guardasellos se niega a responder. ¿Por qué prefirió a Basentini y no a Di Matteo?

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina