Y en Argentina, indígenas sufren brutal represión por denunciar actos de corrupción

Por Jean Georges Almendras-8 de febrero de 2019

Fue un martes de violencia policial. ¿Violencia desenfrenada dispuesta por el poder?.

Fue el martes 5 de febrero: en Salta, Argentina, cerca de la localidad Cachi, policías obedeciendo órdenes del gobernador  Juan Manuel Urtubey reprimieron  brutalmente a comuneros indígenas que protestaban, siendo detenidas personas mayores, mujeres y niños;  y ese mismo día, pero en Chile, en la región de Pidima, en un contexto de militarización y Estado de Excepción (con la ocupación de militares y carabineros), dos jóvenes mapuches murieron  baleados, trascendiendo en primera instancia que el episodio trágico se habría producido en un enfrentamiento entre comuneros, hipótesis que con el correr de las horas se iría diluyendo, llegándose a la conclusión que se trataría de un cobarde asesinato cometido en circunstancias que no han podido ser dilucidadas y que están bajo investigación, sin descartarse que el contexto de ocupación militar podría no ser ajena al doble atentado.

Por Jean Georges Almendras -6 de febrero de 2019

Las guerras en el mundo, siempre propiciadas y llevadas adelante por imperios, tienen un mismo patrón: el saqueo de recursos y de territorios, básicamente, con el plus de la sed de dominio, de supremacía y de poder.  Las persecuciones de pueblos originarios o comunidades de campesinos en la América Latina de hoy, y en la Argentina, tienen igualmente un patrón: el saqueo de territorios con fines inversionistas, la destrucción de la identidad de las comunidades y la necesidad casi patológica de sentirse poderosos sobre hombres, mujeres y niños vulnerables por el recurrente sometimiento y desprecio que se ejerce sobre ellos, solo: por el hecho de ser comunidades indígenas, así de sencillo, y sin más vueltas. ¿Por qué? Porque el capitalismo (que está presente) extendido por el mundo de la mano del hombre blanco, no hace otra cosa que hacer estragos en el ser humano, al punto de reducirlo a un objeto de mercado o a una pieza del engranaje de esta sociedad moderna (de este sistema devorador de vidas) que se jacta de ser civilizada, cínicamente.

Brutalidad policial no respeta Ley 26.160; hay detenidos, entre ellos un comunicador

Por Jean Georges Almendras-5 de febrero de 2019

La brutalidad, el autoritarismo más recalcitrante e indignante y el abuso de poder , juntos como una maldición desatada (desde hace tiempo sobre las comunidades indígenas argentinas), se dieron cita en la provincia de Salta, más precisamente contra el pueblo indígena de la localidad de Cachi.

Escenas de represión, lo que es decir de avasallamiento, se registraron este  5 de febrero, contra mujeres y niños de la comunidad indígena, como resultado de una arbitraria orden de desalojo (sin orden judicial visible) dictada en la jornada por el gobernador Urtubey, en un predio donde se tiene prevista la construcción de una bodega. Tras la represión en la que predominaron los golpes y los insultos de las fuerzas policiales, fueron detenidas varias personas entre ellas el comunicador Ulises Yanes, de la radio indígena FM Diaguita Ambrosio Casimiro.

Las primeras informaciones que llegaron a nuestra mesa de redacción, pautaron una vez más, que la represión indiscriminada e ilegal contra los pueblos originarios es una constante que es necesario denunciar y difundir. Maira López, a través de las redes sociales, informó que además del comunicador Yanes fueron detenidos: Amalio Fabian, Nemesio Fabian, Walter Fabian Maximiliano Fabian (menor de edad), Néstor Casimiro y Martín Humana.

Por Jean Georges Almendras-3 de febrero de 2019

Exactamente a  la hora cinco de la mañana del pasado día martes 29 de enero de este 2019, amparados en las penumbras del amanecer, policías de diferentes reparticiones del Estado argentino, literalmente (y estratégicamente), rodearon el inmueble sede del Juzgado Federal de la ciudad de Comodoro Rivadavia en la Provincia de Chubut porque cuatro horas después  las instalaciones de su Sala de Apelaciones  sería irreversible escenario de una audiencia de apelación, en la causa por desaparición forzada y muerte de Santiago Maldonado, transcurrido casi un año y medio del día en que el joven artesano desapareciera a orillas del río Chubut durante una acción de represión por parte de efectivos de la Gendarmería Nacional en el predio de la Pu Lof Cushamen en Resistencia, lugar en el que la justicia solo había habilitado su intervención para desalojar la ruta 40 y no el ingreso al predio mapuche y mucho menos en esa acción abusiva y autoritaria, hacer uso de la fuerza o de armas de fuego, lo que desafortunadamente ocurrió, desencadenándose allí uno de los episodios represivos contra los mapuches, más mediáticos y más repudiados de los últimos tiempos, y más repulsivos para la sociedad argentina y mundial, con el saldo de una persona que en democracia fue víctima de una desaparición forzada seguida de muerte.

Defensa de autoridad mapuche pedirá nulidad del juicio; mapuches siguen su lucha

Por Jean Georges Almendras-21 de diciembre de 2018

La embestida del poder económico y político chileno sobre el “Lonko” Weichafe Facundo Jones Huala (autoridad mapuche de la Lof en Resistencia en el departamento de Cushamen, de la provincia de Chubut en Argentina) fue tremenda. Fue descarada. Fue demencialmente planificada, con el único cometido de perseguir a las comunidades mapuches de Chile y Argentina. Una persecución de vieja data que nos podría superar en calificativos (calificativos del mal por supuesto) porque en realidad no es más que una matriz  maliciosa y cruel (antidemocrática ante todo) enquistada hasta el tuétano, hoy,  en los gobiernos autoritarios de Macri y Piñera, y rato antes en el de la señora Bachelet , que en más de una oportunidad se jactó de ser una muy celosa guardiana de los derechos humanos de los chilenos de su tierra natal. Una guardiana, que vaya uno a saber por qué, no contempló los derechos humanos de las comunidades mapuches. Comunidades mapuches que fueron tenazmente avasalladas durante su administración.

Por María Cecilia Bartholin-17 de diciembre de 2018

El fallo del día viernes 14 de diciembre, que da  como resultado  la culpabilidad del Lonko Facundo Jones Huala, no hace más que ratificar que este gobierno como todos los anteriores ha tomado como suyo un actuar que viene perpetuándose desde  tiempos de la colonia. Pues seguimos acorralando y estigmatizando como terroristas, pisoteando los Derechos Humanos más básicos que nuestra constitución nos consagra, a todos aquellos que nacimos y vivimos en ésta República (“el Derecho a vivir en un ambiente limpio y en paz”) incluido por supuesto al pueblo Nación Mapuche, que tiene un derecho ancestral, por ser, quien primero habitó estas hermosas tierras y que fueron y siguen siendo usurpadas por el Winka (el hombre blanco).

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina