header bg26 11mas
Pin It
VILMARMATABA A LOS QUE SE NEGABAN A PLANTAR “MACOÑA” PARA ÉL
Wilson Acosta Marques, supuesto sicario del “clan”. / ABC Color
28 de Octubre de 2014
La red de narcos dirigida por el prófugo intendente colorado de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta Marques, que hasta antes del asesinato del corresponsal de ABC Color Pablo Medina Velázquez operaba con absoluta impunidad gracias a la protección del grupo de la diputada María Cristina Villalba de Abente y del gobernador de Canindeyú Alfonso Noria Duarte, ejercía un control absoluto sobre el mercado de tráfico de la región y monopolizaba casi todos los campos de cultivo al pagar incluso a indígenas para que plantaran la hierba en sus tierras. También amedrentaba y en algunos casos directamente eliminaba a los pocos productores que buscaban otras alternativas lícitas para salir adelante.
La concurrida movilización el viernes último en Villa Ygatimí sirvió para que muchos pobladores de la zona se animaran a denunciar las atrocidades cometidas por la red de narcos y a revelar las maniobras que ejercía la banda para evitar que otros salieran adelante de manera legítima.
El mismo intendente de Villa Ygatimí, el liberal José Asunción Martínez, admitió que más de la mitad de su distrito se dedica a la producción de marihuana, porque en algunos casos el Estado no ofrece otras alternativas, pero en otros debido a la imposición del grupo de “Neneco”.
La mayoría de las comunidades indígenas de la zona baja de Canindeyú se beneficiaban con ínfimas sumas de dinero entregadas por el intendente prófugo a cambio de que los nativos les cedieran sus tierras y trabajaran para él en la cosecha de la marihuana. Esta y otras situaciones eran permanentemente denunciadas por Pablo Medina en sus publicaciones.
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/mataba-a-los-que-se-negaban-a-plantar-macona-para-el-1300346.html