header bg26 11mas
Pin It

ministrointerior200Convocado. El ministro del Interior (centro) acudió, ayer, a la reunión reservada en Senado, junto con otros ministros.

Miércoles 17 de diciembre de 2014, 01:00

El ministro del Interior, Francisco De Vargas, admitió, ayer, que hubo apresuramiento por parte de los encargados de seguridad en informar sobre lo sucedido en Cuero Fresco.
Se trata de un suceso en el que fallecieron a causa de una explosión los militares Enrique Piñánez y José González.
De Vargas fue convocado por los senadores a una reunión reservada junto con los ministros de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, y de la Senad, Luis Rojas.

El jefe de la cartera de Interior manifestó su confianza en la versión del testigo Juan Jara, quien habla sobre un motociclista que tiró una mochila que contenía una bomba.
El ministro argumentó que hubo un vacío de información importante y que la prensa y la sociedad reclaman.
“Probablemente producto de apresuramientos se dicen muchas cosas que luego son susceptibles de prueba en una investigación”, indicó.
Fue la senadora Desirée Masi quien promovió incluso la interpelación de De Vargas y Rojas, cuestionando que hayan surgido cuatro versiones diferentes sobre lo ocurrido.

En cuanto a la cantidad de personas que estaban en el vehículo en el momento del hecho, De Vargas indicó que eran cuatro, y que no se podía revelar el nombre de una de ellas no solo para no arriesgar su vida, sino el curso de la investigación. “Cuando ocurre un hecho como el que ocurrió, los colegas de ustedes le llaman al vocero designado, al ministro del Interior, al comandante de la Policía”, criticó, alegando que las versiones que se dan luego se interpretan como contradicciones.
http://www.ultimahora.com/de-vargas-admite-apresuramiento-informar-n856731.html