Para el consejero "Hay otras formas de resolver el problema del hacinamiento carcelario"

Por AMDuemila-4 de abril del 2020

Italia está atravesando, como el resto del planeta, una emergencia sanitaria sin precedentes. La muerte de un recluso, un jefe de la mafia, hospitalizado en Bolonia por algunas enfermedades y fallecido por coronavirus, llevó el tema del hacinamiento en las cárceles al centro del debate político, social y cultural. El 17 de marzo, el gobierno adoptó medidas, incluiídas en el decreto "Cura Italia", que prevén la posibilidad de excarcelación y detención domiciliaria para ciertas categorías de presos. Del mismo modo que lo había hecho durante el pleno del CSM, el magistrado Nino Di Matteo, elegido miembro del órgano autónomo del poder judicial como independiente, en una entrevista dada a IlFattoQuotidiano, definió a la disposición como un "indulto enmascarado" sin dudarlo. Con esto, dijo el consejero togado, "se hace posible la liberación de miles de prisioneros sin permitir que el magistrado de vigilancia realice una investigación adecuada sobre quién es liberado, sin poder evaluar si existe el peligro de fuga y la reiteración del delito. Se ha creado un automatismo similar al del indulto. De hecho, esto es peor".

Después de la muerte del jefe mafioso Sucato, hay nuevas presiones para liberar a los detenidos

Por Giorgio Bongiovanni y Aaron Pettinari - 4 de abril del 2020

La muerte del jefe de Cosa Nostra Vincenzo Sucato, de más de setenta años, arrestado en diciembre del 2018 como parte de la operación Cupola 2.0, el que se cree pertenece a la familia de Misilmeri, un pueblo cerca de Palermo, reabre el debate sobre el hacinamiento de las cárceles en este delicado momento de emergencia nacional. De hecho, según se supo, murió en el hospital, donde fue internado por una serie de patologías, a causa del coronavirus.

Inmediatamente, los abogados penales, las asociaciones por los derechos de los detenidos, los políticos, tomaron la posta para volver a la carga sobre el gobierno después que, con el decreto Cura Italia, ya se había expresado sobre el tema de las cárceles, previendo arrestos domiciliarios para prisioneros que tienen una condena de "no más de 18 meses, incluso si constituye una parte residual de una pena mayor", a los fines de intervenir en la situación de emergencia y evitar el hacinamiento en las instituciones penales.

Fiscal general de Catanzaro: "Excarcelar a los detenidos es un pésimo mensaje del Estado"

Por AMDuemila-2 de abril del 2020

Desde hace un tiempo, después de la operación que condujo a 334 arrestos en diciembre pasado en 11 regiones italianas, el cordón de seguridad alrededor del fiscal jefe de Catanzaro, Nicola Gratteri, que ya era elevado, ha sido llevado al más alto nivel. Al ser entrevistado en el programa "Otto e Mezzo", que se emite por La7 y es conducido por Lilli Gruber, destacó lo sucedido cuando se tocaron algunos hilos del poder: "Hay quienes piensan en mí, porque hemos creado un buen equipo que está obteniendo grandes resultados. Nuestro trabajo, no molesta sólo a los pequeños mafiosos –dijo Gratteri– sino a las personas que están más arriba. Al verdadero poder". También estaban invitados al programa Walter Ricciardi, médico y miembro del ejecutivo de la OMS, y los periodistas Corrado Formigli y Stefano Zurlo, para hablar sobre la emergencia del coronavirus que representa, como dijo Gratteri días atrás, "una gran oportunidad para la ‘Ndrangheta". En este sentido, según el magistrado de Calabria, hay dos escenarios peligrosos que pronto se podrían presentar. El primero es el riesgo de usura para los empresarios.

Por Giuseppe Lombardo– 1º de abril de 2020

La 'Ndrangheta, en esta primera fase, se limitará a observar la tendencia de la epidemia, evitando iniciativas obvias que puedan exacerbar las tensiones sociales que podrían hacer explotar contextos territoriales inestables, en los que la marginalidad y el subdesarrollo son mucho más antiguos que la actual emergencia epidemiológica. Va a privilegiar una estrategia conservadora de "trabajo silencioso", dirigida a mantener inalterada la posición de la estructura en el complejo tablero criminal.

El consejero togado del CSM Nino Di Matteo habló en los micrófonos de Giornale Radio 1

Por AMDuemila-31 de marzo del 2020

Con la crisis del coronavirus se corre el riesgo de abrirle el camino a las grandes organizaciones criminales. La impactante alarma fue emitida por el consejero del CSM, Nino Di Matteo, durante una entrevista en los micrófonos de Bruno Sokolovic para Giornale Radio 1.

El consejero del CSM fue entrevistado por La Repubblica

Por AMDuemila-30 de marzo del 2020

En estos días, cuando todo el sector productivo italiano está paralizado debido a la emergencia sanitaria, los magistrados antimafia acuerdan de manera unívoca sobre el peligro de una mayor penetración de la mafia en el tejido económico legal. Hoy, también el consejero togado del CSM, Nino Di Matteo, quiso enfatizar esta posibilidad en una entrevista de Salvo Palazzolo para La Repubblica. "Hay otro terrible contagio que debemos evitar en este momento –dijo Di Matteo– es probable que las mafias infecten aún más la economía legal". Según el magistrado, las organizaciones mafiosas "pueden haber comenzado a contactar a empresarios y comerciantes atacados por la crisis económica, ofreciendo una gran disponibilidad de liquidez, quizás en forma de préstamos. En poco tiempo –agregó– el crimen organizado podría alcanzar el objetivo de controlar numerosas actividades económicas legales. No podemos permitirlo, sería un paso muy serio hacia la aparente legalización de las mafias. Es el gran desafío que nos espera, no sólo para nuestro gobierno, sino también para las instituciones europeas".

Escondidos y procesados en Italia

Por Karim El Sadi – 28 de marzo del 2020

Tres insospechados sudamericanos llegaron a Italia hace varios años disfrazados para rehacer sus vidas. Al echar un vistazo a sus fotos cualquiera podría confundirlos fácilmente con jubilados comunes. La realidad, sin embargo, es que detrás de esas caras "inocentes" se escondían monstruos reales que pertenecían a un mundo que nunca desapareció por completo en Sudamérica. Sus nombres son Carlos Luis Malatto, Néstor Jorge Troccoli y Walter Klug Rivera. No se conocen. De hecho, los tres, de origen italiano, provenían de tres países diferentes de América Latina (Argentina, Uruguay y Chile), pero alguna vez sus vidas estuvieron conectadas por un hilo negro que lleva el nombre de "Plan Cóndor". Un plan que fue el resultado de la mente siniestra e imperialista de la CIA y del presidente Richard Nixon, cuyo objetivo era eliminar a los opositores políticos de la izquierda marxista durante los años de dictadura en América Latina. Carlos Luis Malatto, Néstor Jorge Troccoli y Walter Klug Rivera fueron jerarcas de las dictaduras de Argentina, Uruguay y Chile, los "ángeles de la muerte" que secuestraron, torturaron y mataron a un gran número de disidentes de sus respectivos regímenes militares. Hace sólo unos años, sus identidades fueron expuestas y se iniciaron juicios contra ellos.

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina