Proceso “´Ndrangheta stragista” en Reggio Calabria (Parte 1)

Comenzó la acusación del fiscal adjunto; también estuvo presente el Fiscal Bombardieri

Por Aaron Pettinari-30 de junio del 2020

"Este no es un proceso en el que se es llamado a escribir la historia a partir de una hoja de papel en blanco, sino que fuimos llamados a completar un camino reconstructivo extremadamente relevante. Un camino que no sólo involucra al frente calabrés, sino que entrelaza sus eventos con una reconstrucción mucho más amplia, que involucra a muchas otras oficinas con sentencias con cosa juzgada, que nos cuentan sobre una temporada dramática que el Estado italiano experimentó a principios de los noventa".

Giuseppe Lombardo sopesa cada palabra de su acusación iniciada hoy ante el Tribunal Penal de Reggio Calabria. El proceso “'Ndrangheta stragista”, que tiene al jefe de Brancaccio, Giuseppe Graviano y a Rocco Santo Filippone como acusados de los ataques contra los Carabineros, en los cuales murieron Antonino Fava y Vincenzo Garofalo y fueron heridos otros cuatro militares es, sin duda, un proceso histórico. A su lado y durante toda la audiencia de hoy, se sentó el Fiscal Jefe Giovanni Bombardieri.

georges almendrasMientras Rocco Morabito permanece prófugo tras evadirse de la cárcel en el 2019

Por Jean Georges Almendras-27 de junio de 2020

En el correr de los últimos días las agencias de prensa internacionales se hicieron eco de un acontecimiento que se relaciona directamente con la lucha contra la criminalidad organizada. Los titulares eran precisos y claros: Interpol coordina estrategias a nivel internacional contra la mafia, de la cual integra la organización ´Ndrangheta.

Según las informaciones que se difundieron, precisamente Interpol coordinó a mediados de la presente semana una reunión de responsables de varios países para luchar contra las nuevas estrategias de la organización criminal italiana de la región de la Calabria, denominada ´Ndrangheta. No debemos olvidar, como contrapunto, que este grupo criminal de vieja data en Italia, lleva adelante hoy en día una estrategia adaptada a la nueva realidad social y económica de la población en tiempos de pandemia: literalmente la ´Ndrangheta aprovecha las necesidades financieras de la población para extender sus redes mafiosas.

Se ha informado que los jefes policiales de una docena de países, como por ejemplo Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos y Uruguay, supervisados por autoridades italianas, participaron de un importante encuentro tendiente a aunar criterios para neutralizar a esta organización criminal, en el entendido de que se trata de un tema extremadamente preocupante dentro del concepto de la lucha contra la mafia, y más aún cuando los jefes de estos grupos han dando instrucciones a sus mandos medios, diseminados en Italia y en América Latina , para extender sus redes aprovechando la situación sanitaria reinante.

Voceros de Interpol explicaron a los periodistas que dieron cobertura del encuentro que las redes mafiosas ya se habían infiltrado desde hace años en actividades económicas esenciales, estando entre ellas el sector agroalimentario, el rubro de suministro de medicamentos y equipos médicos, los rubros de transporte por carretera, de residuos y de servicios funerarios y de limpieza.

Explicaron además que la mafia, en particular la ´Ndrangheta, debido a la caótica situación que reina en algunas sociedades, debido al COVID 19, podría convertirse en una oportunidad para conquistar nuevos mercados abriéndose el abanico para realizar múltiples operaciones de lavado de dinero.

Uno de los convincentes voceros del encuentro fue el jefe de policía italiano Franco Gabrielli quien reseñó a los colegas de los medios de prensa que los mafiosos tienen un efectivo más que suficiente para ofrecer asistencia a empresas grandes, medianas y pequeñas que pueden estar en serias dificultades para afrontar pagos y obligaciones. El jerarca no descartó que los mafiosos incluso tengan en el horizonte la posibilidad de ayudar a familias en dificultades y a trabajadores estacionales o informales.

Trascendió que en el encuentro los jefes de policía de los países participantes intercambiaron experiencias de sus respectivas jurisdicciones y en ese marco Gabrielli dijo: “Italia, junto a Interpol, está a la altura de este desafío. Necesitamos actuar de inmediato para anticipar la amenaza y contrarrestar la flexibilidad de la mafia para adaptarse rápidamente a los cambios y explotar nuevas situaciones socioeconómicas”.

Por su parte, Jurgen Stock, Secretario General de Interpol aseguró que se creará un sistema global de alerta temprana para ayudar a los países miembros a enfrentar esta amenaza.

Desde nuestra redacción en no pocas oportunidades hemos profundizado sobre la organización criminal ´Ndrangheta, como una de las mafias más operativas (hoy por hoy) en el ámbito del narcotráfico internacional, y no en vano oportunamente publicamos sendos informes de la participación de ese grupo mafioso en el narcotráfico no solo regional sino nacional. No olvide el lector que el año pasado uno de los capos más emblemáticos y comprometidos con esa organización mafiosa –estoy hablando del tristemente célebre Rocco Morabito (o Francesco Capeletto, tal la identidad con la que se manejó dentro del Uruguay por muchos años, estando prófugo de la justicia italiana hasta el momento de ser detenido para finalmente evadirse de Cárcel Central en el año 2019, siendo su paradero hasta hoy desconocido)- que fue y sigue siendo figura clave de la mafia del narcotráfico, como integrante de la ´Ndrangheta.

El encuentro de la autoridades policiales de varios países con Interpol se concretó entonces, en medio de un situación sobradamente determinante, y cuando uno de los jefes (Morabito) de una organización criminal regente del narcotráfico deambula por la región Sudaméricana estimándose que su base de operaciones estaría entre Paraguay y Brasil. ¿Seguramente apadrinando estrategias criminales en tiempos del Covid 19? Seguramente. Mientras tanto, en la vereda opuesta, desde la legalidad y desde la antimafia italiana y sudamericana se coordinan acciones para eventualmente ponerles obstáculos a los mafiosos de estos tiempos, cuya peligrosidad y cuya mimetización con los sistemas políticos, empresariales y financieros (cuando no gubernamentales) siempre están a la orden del día. A propósito, recomendamos al lector ver atentamente el video (de producción italiana a cargo de Mattia Fossatti) que publicamos bajo el título “La tierra de los narcos: Paraguay se ha convertido en una narcocracia” porque mucho tiene que ver con lo que hemos expuesto, y con los alcances que hoy tienen las mafias en ciertos países de América Latina, incluso Paraguay, que literalmente, como lo dice el realizador italiano, es una narcocracia. Y yo personalmente puedo asegurar que no se trata de un eufemismo o una metáfora, porque los efectos de esa narcocracia la vivimos en carne propia: uno de nuestros redactores colaboradores, Pablo Medina, en el año 2014, mes de octubre, fue asesinado a balazos por la narco política. Fue el periodista número 19 asesinado por denunciar a las mafias que operan en el Paraguay.

Está claro entonces que no estamos hablando de acciones criminales de corte menor. Estamos hablando de una realidad lacerante, donde la criminalidad es global y se caracteriza por su alto poder de corrupción, generando consecuencias de gran magnitud, en las comunidades humanes, con el plus de que las democracias son bárbaramente erosionadas.

------------------

*Foto de Portada: Montevideo Portal

Por Mattia Fossati–Video-reportaje– 23 de junio del 2020

Paraguay siempre ha sido una tierra de narcos. Un puerto libre a través del cual pasa la mayor parte de la cocaína que luego llega a Europa. Precisamente por esta razón se dice que es "la frontera más peligrosa de América Latina",

un lugar donde el dinero del narcotráfico es parte integral de la economía real. Ayuda a construir palacios, surtidores de gasolina, obras públicas y también a financiar a la clase política. Quien se opone a la ley de los narcos encuentra la muerte.

Como en Colombia, Venezuela y México.

Como en una narcocracia.

Declaró: sobre el caso Bonafede, el fallido nombramiento en el DAP y las excarcelaciones

Por Giorgio Bongiovanni y Aaron Pettinari-19 de junio de 2020

Era muy esperada la declaración del consejero togado Nino Di Matteo ante la Comisión Parlamentaria Antimafia. A partir de ese 3 de mayo en el que el magistrado contó públicamente por primera vez, durante la transmisión de La7, Non è Arena, la historia de su fallido nombramiento como director del DAP (Departamento de Administración Penitenciaria), con varias propuestas y pasos atrás en sólo 24 horas, por parte del Ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, ha pasado poco más de un mes, pero el ruido de lo sucedido, así como el de la liberación de los prisioneros del 41 bis y Alta Seguridad, está lejos de atenuarse.

Porque hasta la fecha hay respuestas que el Guardasellos todavía no ha dado, en particular sobre las razones objetivas que lo llevaron a preferir, antes que al fiscal que investigó la Tratativa Estado-mafia, al magistrado de Potenza, Francesco Basentini. Tarde o temprano tendrá que dar explicaciones sobre toda la historia (incluso hoy se solicitó una nueva audiencia después de la del 21 de mayo pasado), mientras que los hechos contados por Di Matteo han ofrecido más detalles respecto a las llamadas telefónicas y las reuniones que tuvieron lugar entre el 18 y el 20 de junio del 2018, recordando que ya en los primeros días de ese mes, en algunos artículos periodísticos, había aparecido la indiscreción de su posible nombramiento como jefe del DAP.

La conversación con Bonafede

"En junio del 2018 recibí una propuesta para asumir la dirección del DAP. Recuerdo la llamada telefónica, a la 13, del ministro Bonafede. Hasta entonces, sólo lo había visto dos o tres veces durante algunos debates. En ese momento, el 18 de junio del 2018, yo era un magistrado de la Fiscalía Nacional Antimafia y ese día estaba en Palermo. Bonafede me dijo que había pensado en mí como jefe del DAP y que el nombramiento tendría efectos inmediatos, o como director de Asuntos Penales. Ya por teléfono, el ministro especificó que, dado que el ministro saliente (Andrea Orlando, ndr)cito las palabras de Bonafede – había incorrectamente nominado, después de los resultados electorales, a la Dra. Donati, esta segunda designación solo me sería ofrecida en segundo lugar, en septiembre-octubre, si la Dra. Donati renunciaba a esa tarea por otra. Me dijo que para él esa cita tenía un significado simbólico porque era el cargo que anteriormente ocupaba el Dr. Giovanni Falcone. Básicamente me pidió que aceptara ser general de manera inmediata y segura, o que aceptara un papel futuro como capitán si convencía a Donati de abandonar el papel que le había sido asignado".

"En mi opinión, esa llamada telefónica es importante –agregó– yo le pedí al ministro 48 horas para dar una respuesta. El ministro me dijo que quería una respuesta rápida porque quería enviar inmediatamente la solicitud de ubicación fuera de rol al CSM, porque le hubiera gustado aprovechar el pleno del miércoles siguiente. '48 horas es demasiado, dame una respuesta antes'. Tomé nota de la urgencia y dije que me reuniría con él a la mañana siguiente, pero en el transcurso de la llamada telefónica mencioné las reacciones de algunos prisioneros de las secciones 41 bis tan pronto se supo por los periódicos acerca de la posibilidad de mi nombramiento. Mencioné al ministro el contenido de un informe del GOM con fecha 9 de junio, porque me pareció correcto preguntarle si lo sabía. Lo hice sin temor a violar ningún secreto porque pude leer esa nota que estaba dirigida, además de a toda la escala jerárquica del DAP, y por lo tanto al ministerio, también a algunos Fiscalías de la República, como la de L'Aquila y la de Roma El ministro me dijo que tenía algún conocimiento. Por la respuesta telefónica del ministro, no pude saber qué tan informado estaba del contenido de esa nota. Dijo que sí, sí, sí, pero no entramos en detalles".

Di Matteo reiteró varias veces durante la audiencia que "durante la llamada telefónica, el ministro Bonafede", refiriéndose a las alternativas previstas, "me dijo: elija usted, lo repitió tres veces y al final de la llamada".

Di Matteo Comisión Antimafia 2

Ninguna duda sobre el Dap

"Yo – continuó diciendo Di Matteo – no tenía ninguna duda. Esa misma tarde informé de la llamada telefónica a familiares y amigos. Estaba trabajando con el periodista Saverio Lodato en la redacción de un libro que se publicó en septiembre del 2018 y le dije que no podía trabajar, y que no tenía ninguna duda de aceptar el DAP. Viaje a Roma al día siguiente, el 19 de mayo, no para discutir con el ministro y ver cuál de las dos opciones era preferible, yo estaba seguro. Fui al ministerio y, como me había dado a elegir, tenía la intención de comunicar que aceptaba el puesto de jefe del DAP. No tenía dudas para aceptar ese puesto porque muchas investigaciones judiciales me habían hecho comprender, cada vez más, y especialmente en los últimos años, que una administración correcta y eficiente del sistema penitenciario puede contribuir a los objetivos de la lucha contra la mafia y el terrorismo. Quería contribuir en la acción general frente a la mafia".

Luego continuó con la reconstrucción de esa reunión en la oficina del Guardasellos en vía Arenula: "A las 11 Bonafede y yo nos reunimos en el ministerio, tengo un recuerdo claro. Después de las bromas le dije que aceptaba el puesto en el DAP, menos de 24 horas después de su propuesta por teléfono. Pero el ministro comenzó a decir que el cargo en el DAP no se ajustaba a mis aptitudes, que básicamente se refería a las relaciones con los sindicatos y a los contratos. Me permití decir que en muchas investigaciones había quedado claro que los mafiosos de las masacres que, potencialmente podrían decidirse a colaborar, en realidad estaban condicionados por el hecho de esperar un alivio de las condiciones del 41 bis. El DAP podrá ocuparse de los contratos, pero en mi opinión su dirección es fundamental para una lucha de 360 grados con la mafia. Me dijo que no veía esa posibilidad y siguió pidiéndome que aceptara Asuntos Penales, pero primero tenía que convencer a Donati para que aceptara otra tarea. Me recordó que era el cargo de Falcone. Le respondí al ministro que la estructura organizativa del '91 al 2018 había cambiado. Falcone mantuvo un diálogo directo con Martelli, mientras que la actual Dirección depende del DAG".

"Me sorprendió el redimensionamiento que el ministro hizo del papel de DAP – continuó – y de hecho en esa ocasión me dijo que había pensado en el Dr. Basentini, menos de 24 horas después de hacerme la propuesta. Fui a llevar mi aceptación en el mismo día en que el ministro había hecho la solicitud al CSM para el nombramiento del Dr. Basentini".

Luego volvió a reiterar que nunca pidió "ni directa, ni indirectamente, al ministro u otros representantes políticos, nada. Fui buscado, no contacté a nadie y recibí una propuesta precisa. Está claro que me decepcioné, pero no por mí, sino por ese cambio repentino".

Una vez fuera del ministerio, Di Matteo dijo : "Tomé el teléfono, volví a llamar al ministro y le pedí volver a hablar con él al otro día, dijo que sí y cuando fui, en la mañana del día siguiente, le dije que no me tuviera en cuenta para Asuntos Penales, que era inútil que me contactara nuevamente en septiembre". Bonafede, agregó el consejero del CSM, "insistió varias veces, y al momento de despedirse me dijo: me siento mal, por favor piense en ello, para esta tarea no hay impedimentos, ni rechazos ni falta de aceptación. No pregunté –continuó Di Matteo– quién o qué representaba el problema que me presentó como rechazo o falta de aceptación. Nunca hubiera soñado con preguntarle al ministro qué había sucedido". "Yo – continuó diciendo el consejero togado – sentí que tenía que decir la verdad y no me arrepiento. Porque en este punto la historia ya no era personal, sino que se había convertido en institucional cuando el ministro Bonafe de da marcha atrás en 22 horas y me da a entender que alguien se oponía a mi nombramiento en el DAP. No sé a quién se refería, sólo Bonafede puede decirlo".

Di Matteo ya había dado algunas explicaciones en una entrevista con el diario La Repubblica. Una vez que se informaron los hechos, Di Matteo también especificó que "hacer pasar todo por percepciones no es correcto".

Di Matteo Comisión Antimafia 3

El motivo de la llamada de Giletti

El consejero togado del CSM explicó los motivos que lo llevaron a hablar de esta historia dos años después, diciendo que no lo había hecho antes "por razones institucionales". "Aunque había considerado la decisión gravemente incomprensible, no quería deslegitimar el trabajo del ministro Bonafede y el del jefe del DAP, Basentini", continuó al responder a algunas preguntas de los parlamentarios de la Comisión sobre las razones que lo llevaron a participar en la transmisión realizada por Massimo Giletti.

"Luego –explicó– sucedieron algunas cosas que me llevaron a hablar: las revueltas de los prisioneros, la excarcelación de los mafiosos detenidos, había leído en los medios sobre la circular del 21 de marzo, la renuncia de Basentini y el hecho de que se comenzaron a filtrar rumores sobre mi designación como jefe de DAP".

Di Matteo también recordó artículos de diarios como "Il Riformista", que lo señalaban como posible nuevo director del DAP, inmediatamente después del nombramiento como vice de Roberto Tartaglia, colega con quien condujo las investigaciones y el juicio sobre la Tratativa Estado-mafia. Luego también estaba el nombramiento de Dino Petralia como jefe del DAP y en ese punto ya no había razones para no intervenir en hechos que nunca se habían aclarado a pesar de que ya en el 2018 la prensa había publicado el sonado "no" de Di Matteo al DAP.

Las excarcelaciones

"Estaba claro que estaba preocupado. Hubo disturbios que, desde el exterior, pensé que podrían haberse organizado a un nivel más alto que el de los que estaban en los techos. Luego llegaron los lanzamientos", entre ellas las de algunos del 41 bis. "En ese momento estaba preocupado y también bastante enojado –continuó Di Matteo-. Confieso que lo que estaba sucediendo con las excarcelaciones me hizo recordar los eventos procesales que experimentamos y profundizamos en Palermo. Básicamente, me preocupaban los datos de una analogía sustancial entre lo que sucedió en 1993, cuando hubo masacres al mismo tiempo en Roma y Milán para hacer creer al Primer Ministro que se estaba produciendo un golpe de Estado. Sabemos que se hicieron en función de un chantaje al Estado para aligerar el 41bis y poner de rodillas a las instituciones". "En realidad, en el proceso de la Tratativa Estado-mafia –recordó en la Comisión Antimafia– aprendimos de los vértices del Estado, y como dijo Giorgio Napolitano, todos los altos funcionarios del Estado creían que esas bombas fueron un apriete para aligerar el circuito penitenciario".

Una vez que terminó la reconstrucción de esos días, fue el turno de las preguntas formuladas por los diversos miembros de la Comisión Antimafia. Y respecto a una consulta sobre las excarcelaciones durante los meses de la emergencia del Covid-19 agregó: "Creo que liberar entre 250 y 260 mafiosos fue una señal devastadora desde el punto de vista simbólico y, desafortunadamente, fue una señal que, desde el punto de vista mafioso, debe haber sido vista como debilidad, una señal de esperanza para ellos. Para mí, la señal fue esta, porque nunca se les había concedido el arresto domiciliario. Incluso en situaciones de salud muy grave para Riina y Provenzano, nunca se había dado arresto domiciliario a los jefes. Los detenidos de la mafia condenados a cadena perpetua viven de señales y esperanzas que también están vinculadas a la posibilidad de suavizar el sistema penitenciario".

Si preguntan, respondo

A los que le preguntaron si el frustrado nombramiento en el DAP era parte de una nueva lógica de tratativa Estado-mafia o si no hubiera sido apropiado denunciar entonces ciertos hechos, les respondió claramente "si hubiera tenido noticias del crimen, habría tenido el lugar para denunciarlos, es decir, la Fiscalía de la República, si hubiera tenido elementos para creer que el ministro había cambiado de opinión porque fue inducido por los mafiosos lo habría dicho. No tengo miedo de las consecuencias de mis acciones. En ese momento, la idea que tuve fue que el ministro no pudo evaluar bien ciertas dinámicas de la lucha contra la mafia, dado que con respecto al DAP declaró que su aspecto preponderante eran los contratos y las relaciones con los sindicatos". Y respecto a las declaraciones de los jefes que fueron informadas por el GOM, agregó: "No hablé con el ministro para ser amable, sino porque tenía dudas de que no supiera nada al respecto, y quería advertirle, fue por un sentido de colaboración institucional. Continúo sin saber si en ese momento ya lo había leído o no. Cuando hablamos no lo tenía en sus manos. Esa nota estaba dirigida a oficinas ministeriales, no al ministro o al jefe del gabinete, en ese momento pensé en ser leal a una persona que me había elegido como jefe del DAP".

A quienes apuntaron el dedo contra su decisión de intervenir en el programa de La7, afirmando que al hacerlo comprometió la "credibilidad institucional", el magistrado respondió claramente que esta "ya estaba comprometida en el 2018, no ahora que se está aclarando todo".

Y sólo para aclarar, Di Matteo también descartó que el ministro Bonafede, al hacerle la propuesta para un cargo en el DAG, le haya hablado sobre la posibilidad de reestructurar y remodelar la oficina.

Di Matteo Comisión Antimafia 4

La nota del GOM

Durante la audiencia, el magistrado también explicó el contenido de la nota del GOM (Departamento de Policía Penitenciaria), fechada el 5 de junio, en la cual se reportan reacciones de algunos detenidos mafiosos del 41 bis: "En lo que a mí refiere directamente, fueron de algunos miembros de Cosa Nostra, como Cesare Lupo y Alessandro Lo Piccolo y otros. Fueron protestas sustanciales en voz alta contra esa hipótesis (el nombramiento de Di Matteo para el Dap, ndr).Uno dijo que si viene Di Matteo estamos todos acabados, otro que tenemos que hacer la "ammuina", es decir, organizar protestas y otros más dijeron que quieren encerrarnos para siempre, porque quieren reabrir Pianosa y Asinara. Lo que me sorprendió no fueron tanto las manifestaciones, sino que se adjuntó una nota del distrito de L'Aquila en la que se informaba de un episodio en que un preso, de un piso a otro de la prisión, había ordenado a todos los demás del 41bis que en protesta debían informar al magistrado de vigilancia". Di Matteo también habló de otra nota, del día siguiente, en la que se contaba cómo "51 detenidos del 41bis de esa prisión se habían efectivamente comunicado con el magistrado de vigilancia. Así que, básicamente, seguí sintiendo curiosidad sobre lo que habían escrito y lo que habían escuchado del magistrado de vigilancia, y lo que dijeron, porque no fueron reacciones espontáneas, sino que se dieron dentro de un contexto en el cual 51 detenidos pidieron hablar con el magistrado de vigilancia para protestar".

Eliminación del grupo que investiga las masacres

Entre los temas tratados durante la audiencia también se encuentra la historia de su retiro del grupo de la Fiscalía Nacional Antimafia que investiga a "las masacres y los ideólogos externos". Una pregunta que aún está siendo evaluada por el Consejo Superior de la Magsitratura y que en las últimas semanas se ha convertido en tema de actualidad, cuando durante la transmisión de Non è L'Arena, se produjo la llamada telefónica del Fiscal Nacional Cafiero de Raho. "Si hubiera dicho algo secreto sobre las reuniones, creo que habría sido una obligación denunciarme a las autoridades judiciales", dijo Di Matteo en respuesta a quienes le preguntaron por qué había sido expulsado. Luego agregó: "La entrevista se hizo antes de la reunión y se transmitió más tarde. Así que no podía hablar sobre una reunión que aún no había sucedido. De Raho dio su versión en la televisión, tengo dificultades para responder sin violar el secreto. Cuando leí la medida de expulsión inmediata, hice observaciones al CSM para contestar sobre el mérito y la legitimidad de la misma, y el CSM dio curso a un expediente actualmente en curso y secreto. No puedo decir más".

Y sobre lo que se ha dicho de la figura de Luca Palamara, subrayó: "En una intercepción ambiental, unos diez días antes de la medida de exclusión del grupo, hablando con otro magistrado de la Dirección Nacional Antimafia, el Dr. Cesare Sirignano, se quejó de que el Dr. Cafiero me había incluido en el pool masacres". "Cuando la noticia de la expulsión se publica por primera vez en el sitio web de La Repubblica –recordó– el Dr. Palamara envía a Sirignano un mensaje que dice ‘grande Federico’ (de Raho, ndr). Y el Dr. Sirignanole responde ‘nosotros somos serios’. Por qué, no lo sé".

Palamara y la tratativa

Recordando la serie de "ataques virulentos" recibidos durante el proceso Estado-mafia, el magistrado palermitano informó de un episodio muy particular que, una vez más, refería a Palamara: "Si no recuerdo mal, en algún punto, en el momento más duro de la polémica debido al conflicto de atribución de Antonio Ingroia, quien en ese momento todavía estaba en la Fiscalía de Palermo y conducía las investigaciones con nosotros, éste nos dijo algo a mí y al entonces fiscal Messineo, y lo detuvimos de inmediato. Al principio pensé que estaba bromeando, dijo que en Roma había conocido a un notorio periodista, el director de un importante diario, que le había dicho que el Quirinale quería saber si existía la posibilidad de algún contacto con la Fiscalía de Palermo, para resolver esa situación, y que en ese caso el Dr. Palamara podría ser el punto de conexión"."Pensamos que Antonio estaba bromeando –agregó– tanto Messineo como yo, e Ingroia estuvo de acuerdo, 'estamos bromeando, quieren hacer una tratativa con la tratativa', esa sí es una broma. Fue algo espontáneo. Recuerdo que dijo el nombre, como posible mediador, de Palamara. En ese momento –explicó Di Matteo– no entendía que tenían que ver las vicisitudes del procedimiento de la Tratativa Estado-mafiacon las quejas del Quirinale. Esto es un hecho. Nunca volví a hablar con Ingroia sobre el tema, pero recuerdo este hecho, creo que el director al que se refería era el entonces director de La República, Ezio Mauro, Ingroia pudo haber sido más preciso. Recuerdo que estábamos en la habitación del fiscal, Ingroia recién regresaba de Roma e hizo esta referencia que bloqueamos de inmediato. Ingroia estaba convencido de que debía ser bloqueada de inmediato, pensó exactamente como yo".

Entre los expositores también estuvo el presidente Nicola Morra. Este último recordó una frase expresada por Matteo Renzi quien, con motivo del debate sobre las mociones de desconfianza al ministro Alfonso Bonafede en el Senado, después de que el nombre del propio Di Matteo fuera mencionado en la Cámara, había dirigido un "pensamiento afectuoso" al presidente emérito de la República, Giorgio Napolitano. El consejero del CSM simplemente respondió que, a pesar de haber notado esa referencia, no puede saber "por qué en ese momento el senador Renzi sintió la necesidad o la oportunidad de agradecer al presidente Napolitano, no debería preguntármelo a mí".

Di Matteo Comisión Antimafia 5

La circular del 21 de marzo

Entre las preguntas dirigidas al consejero togado también hubo una sobre las evaluaciones con respecto a la ahora famosa circular del 21 de marzo, tema de análisis de numerosas audiencias de la propia Comisión Antimafia, suspendidas hace dos días por los nuevos directores del DAP. "Tan pronto como vi la circular pensé que era un gravísimo error. Ya estaba el Cura Italia, que preveía la admisión de la detención domiciliaria para aquellos que tenían una sentencia residual de un año y seis meses y que respondía a la necesidad de descomprimir las cárceles. Ya habían tenido lugar los disturbios. Y en el documento no había distinción entre los condenados por delitos graves y menos graves. El ladrón de gallinas y los condenados por masacres fueron colocados en el mismo nivel". "En lo personal, me llamó la atención la referencia a considerar especialmente la situación de riesgo de contagio para todos los mayores de setenta años. Muchos jefes sicilianos de Cosa Nostra tienen más de setenta años. Y también recuerdo que entre los puntos del "papel" di Riina, del cual nos hablan los arrepentidos y que también está escrito en el documento de Ciancimino, no reconocido como cierto pero nunca negado, se hablaba de debilitar el 41 bis, abolir la cadena perpetua y no hacer cumplir prisión efectiva a los mayores de 70 años. Eso fue lo que pensé". Cuando se le preguntó qué habría hecho si hubiera sido jefe del DAP, Di Matteo respondió que "no sólo no habría enviado esa circular, sino que habría informado al ministro y al día siguiente la habría revocado. Porque el derecho a la salud debe ser garantizado a todos. Pero si es necesario achicar la cantidad de prisioneros, comencemos con los pobres que están en prisión".

Di Maio y la propuesta para ser Ministro de Interior

Otra revelación del magistrado fue la de una reunión con Luigi Di Maio en septiembre del 2017, en Palermo, y unos meses antes de las elecciones de 2018, en Roma: "Luigi Di Maio me contactó y me propuso ser ministro de Interior. En realidad, la primera vez Di Maio me habló sobre el Ministerio de Justicia o el Ministerio de Interior .La segunda fue más preciso y me propuso, siempre en el caso de que formaran solos el Gobierno o con aliados que no tuvieran nada que decir sobre el tema, el Ministerio de Interior. En ese momento yo había terminado la acusación del proceso de la Tratativa, pero todavía no había sentencia. Di Maio me dijo: 'No lo anunciemos antes, como magistrado quedaría en el mare magnum de las polémicas'". Después de esas conversaciones, Di Matteo continuó "ya nadie me llamó ni pedí nada, nunca busqué a nadie. Expresé mis opiniones y mis convicciones con respecto a la justicia en ocasiones públicas. Y en estas ocasiones no pregunté '¿por qué no me llamaron más?' Leía los periódicos y vi que el gobierno se estaba formando, pero cuando Bonafede me llamó para ser el jefe del DAP, imaginé que él sabía que me habían ofrecido algo para hacer erizar la piel, el Ministerio del Interior. Cuando me habla de la falta de aceptación y del rechazo, no puedo pensar en un malentendido. Porque no soy yo quien buscaba el lugar ni me llamaban por primera vez. Debo suponer que quien me llama para ser el jefe del Dap sabe que hay una historia, pero no sé si habían hablado entre ellos", Bonafede y Di Maio, sobre esa oferta para el Viminale.

Di Matteo Comisión Antimafia 6

Las preguntas para Bonafede

Continuando con la audiencia, Di Matteo, en referencia a los hechos específicos del fallido nombramiento al DAP, hizo algunas consideraciones: "En el momento en que me hicieron la propuesta, no era un período de actividad normal de un magistrado antimafia. En el juicio de la Tratativa Estado-mafia había sucedido de todo. No fue una investigación fácil, ni tampoco un proceso fácil. Teníamos imputados a oficiales del arma, ex directores de los servicios, no sólo estaban Riina y Bagarella. En el proceso se supo que un jefe de Estado como Oscar Luigi Scalfaro había mentido y fue posible decirlo sobre la base de documentos puestos a disposición por el propio Quirinale durante el período de la presidencia de Mattarella. También encontramos las llamadas telefónicas entre Mancino y el entonces presidente de la República, Giorgio Napolitano, y hubo una reacción particular". Di Matteo recordó así el conflicto de atribución planteado por el Jefe de Estado contra el Fiscal de la República de Palermo, y también el procedimiento disciplinario que se abrió contra él a pesar de haber declarado de inmediato que las escuchas telefónicas (luego destruidas por disposición de la Consulta) no eran penalmente relevantes. Después recordó los ataques de los medios impresos, cuando murió el asesor legal del Quirinale Loris D'Ambrosio, quien fue interrogado por los fiscales después de las intercepciones con Mancino, así como "las palabras de los mafiosos y la sentencia de muerte de Riina".

"También por esta razón, me sorprendió el cambio repentino de Bonafede. Él sabía a quién había llamado para el cargo –continuó Di Matteo- Bonafede sabía que no estaba llamando a un magistrado apreciado por todos, sino a un magistrado que a muchos no les gustaba".

Y siguiendo siempre en el mismo punto, una vez más reiteró que por esta razón "el malentendido no existe y ni siquiera hay que hacer las paces. Porque no ha habido una guerra. Este no es un tema de envidias y cargos que se reclaman, yo no tengo y nunca tuve necesidad de ir al ministerio o de recurrir a corrientes y correntistas".

A la luz de todo esto, Di Matteo, dirigiéndose idealmente al Ministro de Justicia, planteó algunas preguntas que no sólo eran legítimas y oportunas, sino decisivas: "Lo que me pregunto es: ¿por qué me llamó? ¿Por qué me expuso, incluso ante los mafiosos que no me querían? ¿Por qué me hace desempeñar el papel del llamado para luego, como dicen en la jerga mafiosa, dejarme afuera? Estaba en la Fiscalía Antimafia, ahora estoy en el CSM. No necesitaba y no necesito ir al ministerio. No le pregunté a nadie ni entendí la razón del paso atrás".

Por lo tanto, el magistrado Di Matteo, como repitió varias veces durante la audiencia, para todas las tareas (Ministro de Justicia, Ministro de Interior y Jefe del DAP) nunca buscó a nadie, pero recibió propuestas y luego pasos atrás de parte del líder político del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio y, posteriormente, del Guardasellos, Alfonso Bonafede.

----------------------------

*Fotos © Imagoeconomica

*Foto de Portada: Una secuencia de la audiencia de la Comisión Antimafia

*Foto 2: El ministro de Justicia, Alfonso Bonafede

*Foto 3: El ex jefe del DAP, Francesco Basentini

*Foto 5: El ex consejero togado del CSM, Luca Palamara

*Foto 6: El canciller y ex líder político del M5S, Luigi Di Maio

Revelaciones del testigo Antonio Vassallo, entrevista de Massimo Giletti, en Non è l´Arena

Por Karim El Sadi-15 de junio del 2020

"Después de la explosión de la bomba fui a la autopista. Delante de mí apareció una escena de cine americano. Entonces comencé a tomar fotos porque sentí la imperiosa necesidad de documentar esas páginas de la historia, pero dos hombres vestidos de civil se me acercaron y me sacaron la película fotográfica". Quien cuenta este episodio que tuvo lugar unos minutos después de la masacre de Capaci, el 23 de mayo de 1992, es el testigo ocular y fotógrafo Antonio Vassallo, entrevistado ayer por la noche en el estudio de "Non è l'Arena" por Massimo Giletti.

Vassallo todavía vive en la casa que se encuentra a medio camino entre el lugar de la autopista donde tuvo lugar el ataque contra el juez Giovanni Falcone y la colina donde se cree que la mafia habría operado el control remoto. "Cuando llegué al lugar de la detonación, me llamó la atención de inmediato el hombre que conducía el automóvil. Estaba gravemente herido, se trataba de Giovanni Falcone", dijo Vassallo. "En aquel momento quería tomar fotografías, pero me escapé porque un agente de la escolta sobreviviente me apuntó con la ametralladora pensando que yo era uno de los comandos que realizó el ataque y que había ido allí para terminar el trabajo. Regresé después de unos minutos– explicó – pero en ese momento ya no estaba solo. Entonces comencé a tomar fotos porque era un fotógrafo con licencia otorgada por la policía de Palermo. Comencé con fotos panorámicas, luego fotografías más cercanas, alrededor del Croma blanco y finalmente del auto que fue golpeado por la explosión y terminó en el campo".

atentado capaci

Y es en esos momentos cuando Antonio Vassallo fue abordado por dos sujetos con "ropa de civil" que, según él, "agitaron una placa en mi cara tan rápido que no pudo entender si era de la policía o de la pileta". Los dos "me ordenaron que les diera la película fotográfica. Orgullosamente saqué mi licencia, pero a ellos no les importó y practicando una ligera violencia en mi brazo, me sacaron el rollo".

A partir de ese momento las fotografías desaparecieron, explicó Vassallo en el estudio. Hasta que, continuó con su historia, "después de un tiempo fui a ver a la Dra. Ilda Boccassini y le dije que era el autor de las fotografías que estaban en el archivo. Ella extendió los brazos y me dijo que no tenía noticias de estas fotos. A la mañana siguiente, Arnaldo La Barbera me llamó a la jefatura de policía, quien básicamente se disculpó diciendo que las fotografías habían sido olvidadas en el bolsillo de un uniforme, pero le recordé que los dos agentes estaban vestidos de civil. Entonces me invitó a no levantar polvareda diciéndome que era correcto, en esos días, no hacer alboroto. Era necesario cerrar filas alrededor de las fuerzas del Estado. No me mostró las fotos, me aseguró que ya habían sido enviadas a Caltanissetta por la mañana. Después de unos meses –dijo para terminar Antonio Vassallo – empezó el juicio, pero mis fotos no estaban entre los documentos del proceso".

------------------

*Foto de Portada: www.addiopizzotravel.com
*Foto 2: www.elmundo.com

Por Lorenzo Baldo - 15 de junio del 2020

Es una carta del Premio Nobel de Física, Albert Einstein, de 1940. Pero esas palabras, escritas en la misiva dirigida al filósofo ruso naturalizado estadounidense, Cohen Morris Raphael, siguen siendo muy actuales: "Los grandes espíritus siempre han encontrado la oposición violenta de las mentes mediocres". Sin gran esfuerzo, podemos ver que esa cita es aplicable a un magistrado como Nino Di Matteo, entrevistado ayer por la noche en La7 por Massimo Giletti. Di Matteo es uno de los que rompe las bolas a un sistema de poder – con mil caras, dentro y fuera de las instituciones – que no tolera cuerpos extraños: demasiado irritante para un mecanismo engrasado durante siglos que se reinventa de generación en generación. El ex fiscal en el proceso de la Tratativa es uno de los que molesta a los colegas que están listos para venderse al mejor postor, uno que insiste en creer que la justicia es igual para todos y que incluso los poderosos de turno pueden terminar en prisión, condenados: un loco. Sí, un loco, porque todavía cree en la redención de este desafortunado país que, después de 3 meses de encierro, se despertó aún más bárbaro que antes.

La llamada telefónica en vivo del Fiscal Nacional Antimafia,Cafiero de Raho, al programa de anoche de Massimo Giletti, habla por sí sola. O tal vez podríamos dejar el comentario a Confucio, cuando dijo que "por una palabra, un hombre a menudo se juzga sabio, y por una palabra, a menudo se lo juzga estúpido. Así que tenemos que tener mucho cuidado con lo que decimos".

No estamos aquí para repetir en detalle, por enésima vez, la total inconsistencia de las justificaciones de De Raho para expulsar a Nino Di Matteo del grupo que investiga las masacres, después de la entrevista dada a Andrea Purgatori. En esa ocasión – así como cada vez que el ex fiscal de Palermo intervino públicamente para hablar de masacres o tratativas entre el Estado y la mafia – no se violó ningún secreto instructorio por parte del nuevo consejero del CSM. Ni una sola palabra podía reconducir a la divulgación de ningún secreto investigativo. En el fondo, sólo quedan acusaciones inexistentes. Palabras que humillan la dignidad del propio Di Matteo, pero también la de cualquier persona con un mínimo de inteligencia y sentido común. Si un fiscal nacional antimafia llega a aceptar descuidadamente los lamentos de un fiscal de distrito, que se queja de una inexistente revelación de secreto instructorio, hasta el punto de expulsar al magistrado más preparado en el tema de las masacres político-mafiosas, aparecen inquietantes preguntas. ¿El fiscal nacional antimafia no tuvo la suficiente "muñeca" para silenciar a los colegas de la fiscalía de distrito, destacando la inconsistencia de la acusación? ¿Estaba tan de acuerdo con la acusación hecha por los colegas de distrito que no reflexionó sobre las graves consecuencias de la expulsión de un magistrado condenado a muerte por Cosa Nostra, cuyo plan de ataque, según los investigadores y colaboradores de justicia, aún está en curso? ¿Sufrió alguna imposición institucional? Lo seguro es que permanecen, a modo de "premonición", las intercepciones de Luca Palamara capturadas unos días antes de que Di Matteo fuera expulsado del grupo. Y si nadie duda de la buena fe de De Raho, es seguro no han sido de ninguna utilidad sus explicaciones sobre haber mantenido el lugar disponible durante meses en el "grupo masacres" para Di Matteo, a condición de que este último respete, en el futuro, las reglas de no violar los secretos de la oficina, agregando que Di Matteo había rechazado la oferta.

Por el momento, más allá de los despachos de su oficina del 23 de julio de 2019, en los que de Raho declaraba la "máxima disponibilidad para encontrar una solución", no hay ninguna solicitud oficial suya (archivada en algún registro o enviada a algún correo electrónico institucional) relativa a la solicitud de reincorporación de Nino Di Matteo al grupo masacres. Y, en cualquier caso, incluso si hubiera habido, la justificación de de Raho todavía haría agua por todos lados en cuanto, como señaló en vivo el ex fiscal Antonio Ingroia, no se violó ninguna regla. La justificación de Cafiero de Raho ciertamente no disminuye la presión sobre el peligroso aislamiento del consejero Di Matteo, creada después de su expulsión del grupo. Un aislamiento y una deslegitimación que se acentuaron aún más con la llamada telefónica a Giletti del fiscal nacional antimafia. Quien, para evitar cualquier alusión posible a esa "oposición violenta" de la que habló Einstein, podría – de una vez por todas – cambiar el rumbo. Sólo de esta manera daría un impulso decisivo a la búsqueda de la verdad en las masacres de Estado.

------------------

*Foto de Portada: © Imagoeconomica

Habrían hecho "una contribución esencial" a una operación de lavado de dinero del narcotráfico

Por Antimafiaduemila-Junio de 2020

En Argentina, iniciaron juicio a María Isabel Santos Caballero y Juan Sebastián Marroquín Santos (en la foto), viuda e hijo respectivamente del narcotraficante colombiano Pablo Escobar. Los dos están acusados de haber hecho "una contribución esencial" a una operación de lavado de dinero proveniente del narcotráfico. La decisión, como lo consigna La Nación de Buenos Aires, fue adoptada por el juez federal Néstor Barral quien, al cerrar una investigación que comenzó en 2016 sobre la información recibida de la DEA estadounidense, decidió enviar a juicio a la mujer y a su hijo. La DEA había dicho que una organización dedicada al narcotráfico y lavado de dinero, sobre la que se realizó una investigación en Colombia, tenía vínculos con personas físicas y jurídicas "que operaban en territorio argentino". La agencia estadounidense había especificado que "el grupo criminal estaba dirigido por el colombiano Piedrahita Ceballos", que "tenía contactos directos en Argentina con el abogado y empresario Corvo Dolcet". La imputacion se refiere a varios otros acusados, incluido Ceballos, que interviene como arrepentido, Corvo Dolcet, y el ex jugador de fútbol colombiano de Boca Juniors, Mauricio 'Chicho' Serna. El magistrado explicó que "los canales de lavado de dinero" utilizados por la organización criminal se han centrado en dos sectores comerciales "bien diferenciados": por un lado, a través de iniciativas inmobiliarias desarrolladas por Corvo Dolcet en Pilar (una ciudad al norte de Buenos Aires), y por otro lado a través de la producción de espectáculos de tango y actividades gastronómicas".

-----------

*Foto de Portada: ©Imagoeconomica

REDACTORES

anna.jpgbgeorges.jpgbgiorgio.jpgbjuan.jpgblorenzo1.jpg
Copyright (c) 2009. Antimafia Dos Mil Argentina